Mundo cuentos

CUENTOS PARA PEQUES QUE HABLAN DE LA MUERTE

marzo 19, 2018
cuentos para hablar de la muerte

Cuesta tanto hablar de la muerte. Y más cuando tenemos que hablarlo con los más pequeños y jóvenes de la casa. En el post anterior hablábamos de como hablar con ellos y como entienden la muerte en función de la edad en la que se encuentran. En este os hablare de cuentos para hablar de la muerte de una forma mas sencilla.

Recordad que esta es la segunda parte de todo el artículo. Os pongo enlace a la primera parte de Como hablar de la muerte con los niños.

Recursos para niños desde los 3 años hasta un álbum ilustrado que bien podría ayudar a un adulto por la grandeza y exquisitez de su texto.

Cuentos que tanto nos pueden servir a las maestras u otros profesionales de la educación como a familias que están pasando por un proceso doloroso de pérdida.

CUENTOS PARA HABLAR DE LA MUERTE

cuentos para hablar de la muerte

Mimi de John Newman

Libro para niños entre 8 y 12 años aproximadamente.
Me ha parecido una manera muy clara, sencilla y sin drama de abordar la muerte de una figura tan esencial como es la madre.
Abordan la superación desde las cosas quotidianas de la vida. Con el día a día, Mimi una niña china adoptada, irá afrontando el duelo junto con el resto de miembros de su familia. Un padre que no reacciona y dos hermanos. La hermana sobre la que irá descubriendo secretos leyendo su diario y el hermano que no habla pero aporrea la batería todas las noches. Y la pobre perrita a la que nadie saca a pasear.
A esto se le juntas las aventuras y desventuras que vive en el colegio.

Siempre de Ana Galán y Marta Sedano.

Cuento de 3 a 6 años aproximadamente.

Una osa y su cachorro oso. Primero se narra desde la perspectiva del oso pequeño que va explicando todo lo que aprende con su mamá. Entonces tienen una conversación donde el cachorro le preguntará a su madre si siempre estarán juntos. La narración cambia para hacerlo desde la perspectiva de la madre que mediante unas rimas le explicará que a través de la naturaleza siempre estará con el. Os pongo una de las rimas para que veáis el estilo.

“El día que no me veas

seré el sol de la mañana,

los rayos que te despiertan

y La Luz que te acompaña.”

Personalmente me ha encantado, para estos niños que ya empiezan a entender es una forma sencilla pero bonita de explicar que aunque no podamos ver a nuestro ser querido, nos acompaña en la naturaleza; la lluvia, el sola, la tierra…

¿Cómo es posible??! La historia de Elvis de Peter Schössow

Trata el tema de la muerte con delicadeza. Como protagonista una niña que va caminando mientras reflexiona y va preguntándose “¿Cómo es posible?”. Diferentes personajes (sus amigos) irán siguiéndola preguntándose que le pasará. Deciden preguntar directamente y ella les cuenta que su pájaro Elvis como el cantante ha muerto.

Decidirán hacer un entierro, lo cual irá ayudando a la protagonista a afrontar lo sucedido, al prepararlo con mucho esmero e ir hablando con una sonrisa sobre sus recuerdos.

Es un cuento para infantil que da pie a poder hablar sobre la muerte y explicar como lo afrontamos a través del entierro y que es un entierro, como recordar momentos bonitos vividos puede ayudarnos y como nos rodeamos de las personas importantes para superar estos momentos de tristeza. Partiendo de la pregunta que nos hacemos todos, seamos adultos o niños. ¿Cómo es posible?

Soy la muerte de Elisabeth Helland Larsen y Marine Schneider

Es un album ilustrado que habla de la muerte en forma de poesía. Y empieza así:

“Soy la muerte

igual que la vida

es la vida

yo soy la muerte.”

Es un recorrido intenso sobre como la muerte llega a todo lo que tiene vida, seamos animales,  ancianos, madres, niños e incluso no natos. Pero habla de acompañamiento, de nanas para los nonatos, de abrazos y cantos para los niños, agarra de la mano a los ancianos. Cuestiona y responde preguntas.

Este cuento ha provocado en mi muchos sentimientos. Si tuviera que catalogarlo lo haría a partir de los 12 años porque es intenso, remueve y conmueve por igual. Es veraz desde la ternura. Es un álbum y un texto que tocan el alma. Y acaba así:

“Si me tienes miedo,

o se lo tienes a la vida,

puedo susurrarte

una cosa al oído…

¡Amor!

El amor puede transformar

la pena y el odio

El amor puede visitarte

todos los días

El amor no muere,

aunque se encuentre conmigo.”

Solo os he mostrado una muy pequeña parte de este álbum que sin duda me ha parecido un esencial para tenerlo entre nosotros.

En el video que os pongo al final podréis ver las ilustraciones de todos los cuentos.

Vacío de Anna Llenas.

Situaría este álbum ilustrado en la franja de 4 a 7 aproximadamente.

Además de las preciosas ilustraciones de Anna Llenas, la historia me ha gustado mucho. Pues nos muestra el recorrido de una niña que ha sufrido una pérdida (sin especificar que ha perdido) y está muy muy triste como intenta buscar un tapón para el agujero que siente en el estómago y encuentra cosas superficiales y materiales que no le sirven. Finalmente se da cuenta que es haciendo introspección como consigue llegar a su paz interior e ir superando poco a poco ese vacío.

La estrella de Laura de Kaus Baumgart.

Un cuento muy bonito para los más pequeños de la casa. A partir de los 3 años ya pueden disfrutar de esta historia que va de despedidas, de decir adiós pero de una manera muy tierna.

Laura la protagonista ve como cae una estrella y sale corriendo a buscarla y cuidarla. Durante el día no ve a su estrella y piensa que esta se ha ido, pero luego recuerda que las estrellas solo pueden verse por la noche y cuando va a su cama, allí está su estrella esperándola. Pero se da cuenta que ya no brilla tanto porque su lugar es el cielo, así que le ayuda a volver.

¿Qué viene después del mil? de Anette Bley.

Es una historia muy bonita sobre una niña y Otto, que no dejan claro quien es, con el que comparte un fuerte vínculo. Todos los días juegan juntos y cuentan números, hablan de como los indios subían a las copas de los árboles a los que morían para que pudieran llegar al cielo. Otto empieza a enfermar y la niña le pregunta si va a morir. Otto le dice que eso parece pero que él es jardinero y que prefiere que lo entierren. ¡Imagínate que de mi nacen unas flores! Otto muere y al cabo de los días, la niña se pregunta porque le ha dejado sola. La madre le explica, que de la misma manera que los números, el juego al que jugaba siempre con Otto, están dentro de ella, Otto también lo está y si cierra los ojos puede pensar en él aunque no lo vea.

Es un cuento que narra una situación muy real de la vida. Me recuerda mucho a la relación entre nietos y abuelos. Otra forma real pero dulce de explicar la muerte a nuestros peques.

Es un cuento que lo catalogaría para niños de más de 6 años.

Espero que puedan ayudaros estos cuentos para hablar de la muerte y acercaros a un tema que tantas veces se lleva con miedo y pesar.

Este post lo he hecho con la colaboración de Kinderland shop, que me ha prestado estos cuentos y me ha ayudado a encontrar estas joyas para poder leerlos y haceros la reseña. En su Instagram también podéis contactar con ellos si necesitáis alguno.

Escribir estos dos artículos ha movido muchas cosas en mi. Me ha traído recuerdos, me han venido personas a la mente que recientemente han sufrido pérdidas catastróficas. No os engañaré, escribir estos posts no ha sido fácil puesto que no es un tema agradable, pero creo que puede ayudarnos en nuestro camino como madres, como mujeres, hijas y como es en mi caso, nieta del yayo más increíble del mundo mundial y al cual aun echo de menos todos los días de mi vida.

¡Nos vemos por Instagram!

Besos y babitas 😉

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.