Educación y desarrollo infantil

¿CÓMO SOBREVIVIR A 19 MESES SIN DORMIR?

febrero 11, 2018
dormir

¿CÓMO SOBREVIVIR A 19 MESES SIN DORMIR?

Este no es un post para daros estrategias para que el niño duerma, es un post para compartir lo que estamos viviendo, muchas me habéis pedido que explicara nuestra situación porque os sentís muy solas y que nadie os comprende de verdad. Para que se entienda lo que significa “no dormir”, porque dormir poco cuando tienes niños es normal, dormir 5 horas en 3 noches no es normal. Llevar 19 meses despertándote cada noche una media de 8/12 veces y que a las 5:30/ 6 se levante como un resorte no es normal. No hay suficiente espacio en una noche para tantos despertares, pero lo encuentran. Así que, este es un post para las que estamos viviendo esto tan duro, pues a veces mal de muchos, consuelo de tontos. Y sentir que hay gente que está como tú te hace sentir menos sola.

También es un post para todas aquellas personas que tienen a alguien cercano, muy cercano viviendo esta tortura.

El post ha quedado bastante largo, lo siento, es difícil resumir todo lo vivido con tantas emociones.

Primero hay que dejar claras algunos detalles importantes:

  1. Que el niño se despierte cada hora no tiene porque ser síntoma de ningún trastorno, ni dificultad.
  2. Cuando una madre dice no duermo, no hablamos de despertarnos 2, 3 veces, eso para las que no dormimos de verdad son noches de ensueño. Cuando una madre dice no duermo, hablamos de que noche tras noche, desde 8 hasta 12 despertares suelen ser habituales.
  3. Si has probado, melamil, omeopatía, antiestamínico, flores de Bach, colecho, pasearlo, cambiar la habitación, cambiar la decoración, cambiar de cuna… no te sientas mal. Una hace lo que puede y con el tema medicación, siempre que esté prescrito por el pediatra o neuropediatra como en nuestro caso, siéntete tranquila y en paz por intentar dormir, algo que es absolutamente necesario para no perder la cordura y sobrevivir. Fuera culpabilidad. Somos madres, necesitamos mentes sanas. 😉
  4. El humor, la empatía y la comprensión son estrategias clave ya que todos los miembros de la familia se ven trastocados por esta dura realidad y que cada uno lo lleva lo mejor que puede.

Todo empezó un 10 de junio muy caluroso en el que nuestro querido guaponsito llegó al mundo. Era un bebé prematuro de 35 semanas y 2,100 kg que ya se daba la vuelta en la cunita donde le hacían la fototerapia en el hospital.

PRIMEROS DESCARTES

Pues bien, N con 4 meses fue ingresado por bronquiolitis que acabó en una neumonía, con ayuda para respirar y otros menesteres. A partir de ahí, las bronquitis y neumonías nos visitaban todos los meses, con los que N estuvo 10 meses con antibióticos continuos hasta ser ingresado de nuevo para hacerle pruebas.

Aconsejados ya de la Neumóloga y Digestologa que dio positivo en intolerancia por mala absorción a la fructosa. Comenzamos un tratamiento preventivo de larga duración para prevenir enfermedades respiratorias y un cambio de alimentación pues la fructosa está en muchas verduras y frutas y el azúcar en todo o casi todo.

Después de solucionar los temas físicos que podrían provocarle malestares y en consecuencia esos despertares, el niño seguía despertándose más o menos cada hora, a veces menos.

ESTRATEGIAS VARIAS

Durante estos meses probamos tratamientos varios, cambios de rutina, de habitación, de cuna… pasamos por todas las estrategias que se nos ocurrían o que diferentes profesionales nos recomendaban; omeopatía, colecho, malamil, cambio a cuna más grande, cambio de habitación, paseos, Varialgil, colecho otra vez, melamil otra vez, hierro por posible carencia y finalmente Varialgil otra vez, muy a nuestro pesar.

Hemos mejorado en la siesta, antes sólo dormía mientras lo tenías en brazos, pero aunque suene a chiste, desde que nos dejaron un carro hace un par de meses, hace las siestas en él.

Le hemos hecho la polisomnografía en la Unidad de sueño. Y esa noche fue una de las noches que mejor durmió el muy jdbsksnshdja. La prueba salió perfecta, por suerte, y la respuesta del neuropediatra de la Unidad del sueño fue darnos unas pautas para suministrar correctamente Varialgil, tranquilizarnos y decirnos que al niño no le iba a afectar darle este antiestamínico porque estaba por encima de su desarrollo, tanto a nivel motriz como cognitivo, pues dicen que a veces puede causar retraso en el desarrollo porque los deja adormilados, desde luego N es todo lo contrario a un niño adormilado. Se despidió de nosotros con un “Ánimo, es lo que hay”.

No nos gusta la opción Varialgil y fuimos al pediatra otra vez, el cual nos pidió asesoramiento con Cdiap de zona, profesionales de atención precoz. Un equipo de psicólogos, neuropediatras, psicopedagogo, logopeda, psicomotricista y seguro que me falta alguno.

Ya desde la primera visita pudieron observar lo espabilado que estaba N para su edad y lo inquieto que es, su carácter temperamental y lo claras que tiene las cosas a sus 19 meses.

Es un bebé, así que no busco un diagnóstico, busco nuevas estrategias porque yo ya no sé qué hacer y a veces una visión externa puede hacerte ver cosas que no estás haciendo bien y que están ayudando a esos despertares a continuar, como parece ser que hacen los dos biberones de 240 que se toma el niño por la noche, como si llevara un año sin comer.

¿CÓMO SOBREVIVIMOS?

Pues la parte más complicada es con la pareja, que al final es con quien nos desahogamos y con los que más perdemos los papeles. Así que es lo que más intentamos trabajar. Nuestras estrategias:

  • Hace 18 meses que no dormimos juntos. Porque hacemos guardias con N. Divide y vencerás.
  • Nos adaptamos al ritmo del niño. Es decir, a las 9 todos durmiendo porque a las 5:30 estamos dándolo todo.
  • Nada de dibujos, ni tablets, ni nada que espabile entre semana.
  • Dejar de sentirnos culpables por medicar a N para poder sobrevivir. Porque os aseguro que cuando llevas una semana sin dormir literalmente, la cabeza se te va y se te va de formas peligrosas porque las emociones que predominan son la rabia, la frustración y la impotencia. Así que imaginad 19 meses.
  • Cada 3 meses más o menos intentamos escaparnos una noche fuera para dormir los dos juntos y del tirón, despertarnos a las 8, desayunar tranquilos y no salir de la cama en 12 horas viendo series, leyendo o lo que se nos ocurra 😉
  • Querernos mucho. Suena a cuento chino pero es el ingrediente principal para que funcione este caos. Nos enfadamos mucho porque estamos exhaustos pero entonces pensamos “va, que ahora en marzo, haremos otra escapada para los dos solos y nos queremos taaaaanto cuando estamos solos…” (jaja). Esos momentos son la clave para nosotros.

COSAS QUE ME PASAN POR NO DORMIR

Me olvido al niño en el carrito de la compra y la cajera tiene que decirme “señora se deja a su hijo” mientras me muero de la vergüenza. Se me olvida lo que iba a decir mientras estoy en plena conversación, me tropiezo con los nombres de las personas, meto el teléfono en la nevera y la zanahoria en el bolso (XD), voy sonámbula por la calle, lo que tiene su riesgo a la hora de cruzar, ya me he llevado un buen susto… ponerle crema del cuerpo en la cabeza como si fuera jabón, sacar al niño de casa sin bambas, pierdo todos los días las gafas y las llaves de casa. En fin, un montón de despistes, algunos más peligrosos que otros.

MOMENTO CLAVE PARA PONERSE LOS TAPONES EN LOS OÍDOS Y NO MORDER A NADIE

MOMENTO #YSEQUEDANTANPANCHAS

  • Es que ya se sabe que los niños no duermen.
  • Debes sentirte afortunada porque están sanos.
  • ¿Oooh y lo medicas?.
  • ¡Y mi preferida! Las madres de hoy en día sois unas exageradas y no aguantáis nada.
  • Déjalo llorar.
  • Pues entonces déjalo vomitar.
  • Pues ponle una red.
  • Pues una barrera en la habitación.

¿Qué tal unos grilletes y un bozal? 🤣

MOMENTO #LASPITONISAS

  • Si le quitas el pecho dormirá mejor.
  • Cuando coma sólidos aguantará más por la noche.
  • Hace mucha calor, ya verás cuando llegue el fresquito.
  • Hace mucho frío, ya verás cuando llegue el calorcito.
  • Lo has acostumbrado a dormir contigo.
  • Pásatelo a la cama y verás como duerme.
  • Seguro que le están saliendo los dientes.
  • Seguro que se está poniendo malito.

¿CÓMO LO VIVO, LO SIENTO Y LO GESTIONO?

Que no, que el niño no duerme porque es así, de párpado sensible, de emociones intensas, de carga rápida como el nuevo IPhone, de emociones fuertes, de pensamiento y acción imprevisibles. Curioso, intrépido, inconsciente, cariñoso y bruto al mismo tiempo.

Es como es y nos agota con sus grandes ideas, como coger la silla y arrastrarla hasta la encimera y por supuesto encenderla, meter cosas en el microondas y encenderlo, mandarnos callar si cantamos, salir de su cuna viaje como si fuera una cama Montessori a ras de suelo, venir a nuestra habitación a eso de las 5:30 y decirnos “mama yas taaaaa”, lo que significa correr al salón para que no despierte al hermano y a los vecinos. Todo lo quiere hacer solo, es muy autónomo, vestirse, desvestirse, comer sopa… No para quieto, como dice L; “mamá es un buen descubridor”. Y la verdad es que yo no podría haberlo descrito mejor.

Ahora viene el amor de madre. Es tremendamente amoroso, divertido, guapo, listo, maravilloso, algo celosón y al final, cuando él te da sus besos y te sonríe con esa cara que tiene de gamberro pícaro te vuelves medio lela y se te olvida un poquito la crueldad de la noche.

Es lo más difícil que he hecho en mi vida. Vivir sin dormir es realmente terrorífico. Es tan terrorífico que es una de las torturas que utilizan con los prisioneros de guerra, la gente muere por no poder dormir.

Un día antes de las largas guardias de mi marido tengo ansiedad de verdad, porque sé que voy a estar sola unos días con sus lunas y sus soles. El dolor de cabeza perpetuo, las náuseas y la sensación de que siempre vas al límite, de que no puedes más.

Pero se llega, se puede, con grandes dosis de humor, con mucha fuerza de voluntad para cambiar la mala leche con la que empiezas el día para intentar ser una madre tranquila y amorosa. A veces no lo consigo y tengo que pedir ayuda a maridín cuando se despierta de su guardia y decirle “hoy no aguanto nada, soy una bruja, no puedo, no los aguanto” y mientras lo digo me come la culpa. Entonces me encierro en la habitación y estoy tan pasada de rosca que no duermo pero al menos puedo estar tranquilamente en estado catatónico, mientras maridín capitanea el barco.

dormir

Porque cuando solo tienes uno y es fácil, todo el mundo te lo quita de las manos, cuando tienes dos en plena edad motora, buenazos pero movidos, todo el mundo tiene muchas cosas que hacer. Y además, lo cierto es que nadie está obligado a ayudar. Lo que hace que la mayoría de las veces no pidamos ayuda, otras solo el acompañamiento de mi madre a mi lado y otras simplemente piensas que ya saben lo que hay y que el que quiera y pueda ya vendrá.

Así que, una vez más, la soledad de la crianza en nuestra sociedad de hoy pesa aún más cuando tu hijo no duerme.

El día avanza a base de ibus, cafés y protectores estomacales.

Un día más y un día menos.

El poder de la mente, gestionar las emociones, quererse mucho y llorar, llorar como bebés cuando no puedes con tu alma, ayuda mucho, desahogarse y de vez en cuando decir unas cuantas palabrotas (ja,ja). Pedir ayuda a profesionales que te orienten, aunque no sirva de nada, al menos te hace sentir acompañada en este proceso.

Por último, no intentéis que personas que no han vivido esta tortura os entiendan. Es imposible que empaticen realmente con nosotras porque cosas tan duras solo las entiendes cuando las vives en las propias carnes. Así que no podemos responsabilizarlos, no es justo. Si realmente empatizaran con nuestro malestar del día a día, se llevarían más veces a nuestros hijos a pasear un ratito, estoy completamente segura de eso jajaja. Y comprender esto es ganar un poco de paz interior, de verdad.

Todo pasa, se puede y se lucha. Agarraos a todas esas cosas bonitas que os dan, a ese amor incondicional que nos profesan, a esa confianza irrompible que tienen en nosotras. Porque somos absolutamente dignas de su amor y confianza. Nadie más que nosotras, sus madres (y muchos padres también 😉) podrían con esta complicada tarea.

¡Vamos nocturnistas, no estamos solas!

¡Nos vemos por Instagram!

Besos y bajitas 😉

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply Laura febrero 11, 2018 at 4:35 pm

    Ufff qué duro! A mi me pasó al principio con mi hijo de 18 meses y resultó ser APLV, luego del diagnóstico y la dieta todo mejoró. Habremos estado sin dormir 2 o 3 meses, por suerte todo mejoró cuando me tuve que reintegrar al trabajo porque sino no sé qué hubiera hecho. Pero 19 meses sin dormir? Te admiro.
    Sé que es eso de no tener a nadie. Acá somos mamá papá y la niñera. Estoy a un océano de distancia sino iba y te daba una mano!!!

    • Reply Mirando desde tu altura febrero 11, 2018 at 4:48 pm

      Hola guapa! Tenemos a mi madre pero la mujer trabaja también, con lo que tampoco se le puede pedir más de lo que hace. Y mis tíos que son los que se quedan cuando nos tomamos ese “respiro”. Es muy muy difícil pero al final te das cuenta que los días pasan y pese a todo estamos bien, somos afortunados y eso calma el alma. Pero es día a día es duro de narices!! Un beso guapa y gracias por tus palabras bonitas!

  • Reply Raquel febrero 11, 2018 at 7:46 pm

    Te entiendo tanto que me asusta pensar que se puede llegar a aguantar 18 meses, nosotros llevamos 8 y madre mía!!!! Yo estoy sola la mayorías de noches y gracias a que mi hija de 3 años es una santa y lo hace todo muy facil, si no me volvería loca de verdad.
    Por otro lado estoy descubriendo de mi una fuerza que me hace aguantar , a un compañero que me empuja y a unos hijos que lo curan todo con solo mirarme. Sé que esto no me matará pero me hará tremendamente fuerte.
    Gracias por contar tu experiencia y hacer a gente como yo no sentirse sola.
    Muchísima fuerza.
    Por último decirte que a mi peque la osteopata le va genial.

    • Reply admirando febrero 12, 2018 at 1:06 pm

      Hola guapa! Ningún caso es igual, por suerte o por desgracia. Mi suerte también s que el mayor es un santo varón y lo hace fácil. Somos más fuertes de lo que creemos! Somos increíbles!!! 😘 Gracias por compartir tu historia!

  • Reply Maria febrero 11, 2018 at 9:04 pm

    ¡Como te entiendo! Llevo 10 meses en los que, por fin, estoy durmiendo 1 hora seguida y me parece un lujo. Y más aún desde que hace 1 mes duerme separado de mi, no pegado a mi teta, por lo que puedo dormir más profunda entre despertar y despertar. Además, como bien dices ahora se echa sus siestas en el carrito y me parece increíble tener 1 hora para mi al día sin él en brazos. No me puedo quejar porque soy muy parecida a él muy inquieta, y recargo pilas rápido. Pero no me imagino el día en que dormiremos varias horas del tirón. Y no me quejo, que aguanto el día bastante bien, tengo muchísima suerte en poder descansar en estas circunstancias, pero es muy duro sobre todo por la gente que pregunta y opina de todo. Eso sí, lo de tener otro descartado. No vuelvo a pasar por esto más… :). Y tengo suerte proque trabajo desde casa cuando él se duerme, con el ordenador, pegada a él, a oscuras y dando el pecho cada 3 minutos o cada hora… Quien no ha vivido esto no puede entenderlo… ¡Ánimo!

    • Reply admirando febrero 12, 2018 at 1:09 pm

      Hola Maria! 🙂 Qué suerte!! Yo también soy muy activa y creo que eso es lo que me ayuda. Bueno, y mi sentido del humor, la payasería también me salva. Jaja En fin, somos muy fuertes!!! Ánimo y mucha fuerza! ❤️

  • Reply Reme Cantalejo febrero 12, 2018 at 12:31 am

    Ay Isabel!! No sé ni qué decirte… Vivimos demasiado lejos… Córdoba está a un tironcillo… Si no, con los míos los juntaba más de una y de dos tardes para que hicieras pequeñas curas de sueño (bañados y cenados te los llevabas!!) muchas veces son las que te he dicho que cuando describes a tu pequeño parece que describes al mío ( soy @osumaricruh) pero menos mal que en eso no se parecen. Leyendo lo que has descrito mis desvelos no cuentan 😰 . No puedo decirte nada más que lo estás haciendo genial, que eres una madre estupenda, una campeona… Ánimo, mucho ánimo!! Ojalá y pronto ese pequeño sinvergüenza vaya aprendiendo a dormir cada vez un poquito más 😉 seguro que si!! Un abrazo “achuchao”

    • Reply admirando febrero 12, 2018 at 1:10 pm

      Guapaaaaa!! Jajaja duchados y cenados!! Qué tentador jajaja que me traslado! 😜 Muchas gracias, ya lo sabes, por acompañarme y compartir siempre con nosotras! ❤️ Eres un solete!

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.