¡Sorpresa!, Lactancia y Alimentación

INTOLERANCIA A LA FRUCTOSA EN NIÑOS 

octubre 2, 2017

Después de 15 meses sin vivir y a penas sobrevivir por la gastroenteritis crónica del pequeño, por fin hemos obtenido respuestas.

N ha sido un bebé muy vital desde su concepción, sino que se lo digan a mis pobres costillas.

Cuando introdujimos la comida se mostró como un zampabollitos en toda regla. Comía de todo y en grandes cantidades.

Así que, pese a que vivíamos con unas 5, 6 diarreas diarias, mucho malestar por las noches, N crecía muy bien con lo que el pediatra siempre lo veía “sanote” y nosotros también.

Pero en casa no sabemos lo que es dormir más de 45 minutos seguidos desde que cumplió los 6 meses. Además, este último mes había dejado de comer y en pocas semanas perdió más de 1 kg y medio. Llevaba ya muchos meses con ese instinto de madre de “algo no funciona como debería en este bebé.
Si a esto le añadimos que justo con esa edad, ingresó por bronquiolitis y a raíz de ahí, las neumonías y bronquitis han sido recurrentes, podéis imaginaros el follón que teníamos montado en casa.

Su pediatra decidió ingresarlo para hacer un buen estudio y descubrir que estaba pasando. Hoy hablaremos solo de la parte digestiva.

INTOLERANCIA POR MALA ABSORCIÓN DE LA FRUCTOSA Y SORBITOL.

Los valores salieron muy positivos, así que tenemos a un bebé que no puede tomar ni fructosa, ni sorbitol, ni sacarosa, ni glucosa en grandes cantidades, ni nada que lleve azúcar añadida.

En nuestro caso, podemos tomar algunos cereales, verduras y frutas que contengan fructosa de forma natural, del propio alimento. Otros tantos no podremos darle; manzanas, peras, uvas, tomate, cebolla, lentejas, garbanzos y una larga lista de alimentos que están prohibidos.

Es una intolerancia muy complicada, al principio, porque la fructosa está presente en muchas frutas, verduras y cereales de forma natural, con lo que el consumo de estas ha de estar muy vigilado. Y por otro lado, nuestra industria es especialista en añadir azúcar escondida en sus diferentes nombres o números a cualquier alimento. Supongo que una vez coges práctica se vuelve más fácil.

CHOQUE CON LA REALIDAD

Sin ir más lejos, ayer me voy a la farmacia a buscar unos cereales para el niño que no llevaran azúcar. No había ninguno, de ninguna marca. El pan de panadería o súper lleva azúcar, los yogures, la leche, la pasta, algunos arroces, jamón dulce, queso… Hemos alucinado con la gran mentira que hay detrás de cada alimento. Endulzan para que esté más bueno con nombres acabado en “ol” como sorbitol, maltitol, manitol… con números como el E420 y lo que me queda por aprender.


A esto hay que añadir que la intolerancia también es muy personal. En realidad no es que no puedas tomar nada de fructosa. Sino que cada persona tolerará cierto grado de fructosa, siendo entonces su intolerancia leve, moderada o grave. Nosotros estamos en la moderada.

CAMBIO DE ALIMENTACIÓN, CAMBIO DE VIDA

¿Así que, que les damos de comer a estos niños intolerantes a la fructosa?

Pues en eso estamos. Poco a poco, sin volvemos locos porque sino nos frustraremos, iniciamos un cambio. De momento, dos tiendas son las que me han ayudado a conseguir alimentos libres de azúcar, alimentación ecológica que no tiene aditivos de ningún tipo, donde el trigo tiene su propio azúcar natural y no añadido. Petit bambú (esa tienda que ya sabéis que me encanta) me consiguió los cereales de bebé y otra tienda herbolistería del pueblo, tenía varios productos a precio de los dos ojos, un pie, el pulmón derecho y el corazón (jaja), donde pude comprarle pan, pasta, trigo, sémola de arroz y stevia pura.

He de explorar mejor el supermercado Veritas, porque hay mucho bio pero eso no es garantía de que no lleve azúcar. Sí es garantía de que los aditivos disminuyen muchísimo.

Ojo con las stevias de muchos supermercados, son de mentira. Otros alimentos sí podré comprarlos en mis súpers habituales, pero previa investigación.

Otro tema son los medicamentos descongestivos o la pasta dental que tiene sorbitol, los bronquiodilatadores y expectorantes tampoco podemos.

Así que, aquí estamos de novatos en el mundo sin azúcar, equipados con lupa para leer un montón de etiquetas, en busca de tiendas con productos sin fructosa ni derivados de mentira. Buscando libros de recetas donde N pueda comer cosas de niños sin azúcar, como haces galletas, bizcochos, pan, mermelada…

Hola nuevo mundo, aquí estamos y te vamos a conquistar.

Por supuesto, si alguien tiene más experiencia que yo, que peco de novata, estaré encantada y agradecida de leer vuestros consejos.

Vista la dificultad de esta intolerancia, iré compartiendo con vosotros todo lo que vaya descubriendo de este mundo de  niños sin azúcar.

¿Alguna con el mismo problema?, ¿Cómo lo lleváis?

¡Nos vemos por Instagram! Por cierto, ya sabéis que me encanta tener cada tema en su cuenta, sino luego el perfil es un pupurrí de cosas. También he visto que este mundo sin azúcar es el gran desconocido. Así que, para las que estéis en mi misma situación o simplemente queráis empezar a comer más sano, o proteger a vuestros peques de tanta azúcar, abro perfil en Instagram con       el nombre de @pequessinazucar donde ya tenéis las primeras recetas.

Recordad que también tenéis @cuentame1juego donde están solo las actividades.

A seguir en modo Sherlock sugar 😉


Besos y babitas 😉

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply Laura octubre 2, 2017 at 10:22 am

    Ay no sabés como te entiendo! En mi caso no es la fructosa sinó la proteína de la leche, pero la sensación esa de que no puede comer nada es la misma. Sumado a que vivo en un país donde el etiquetado no es confiable.
    Lo único que te puedo decir es ánimo, al principio parece difícil pero luego vas encontrando opciones. A mi me sirvió eliminar todo lo procesado e ir incorporando de a poco a medida que encontraba algo apto. Por ejemplo en vez de cereales avena natural.

    • Reply admirando octubre 2, 2017 at 8:24 pm

      Buuuf cada día hay más intolerancias verdad? Suerte que no ha sido a la lactosa porque mi hijo bebe 1 litro al día! Eliminar el procesado es lo que hacemos también. Pero la verdad, es que siempre hemos sido bastante sanos y en casa entra muy poco procesado. Y la avena natural me lo apunto! Muchísimas gracias!!! 😘

  • Reply Verónica octubre 2, 2017 at 6:53 pm

    Te entiendo perfectamente. A mi hijo se lo diagnosticaron apenas hace un par de meses y todavía nos estamos adaptando… En Internet hay una tienda que se llama FRUSANO donde puedes adquirir algunos productos sin sorbitol ni fructosa como por ejemplo, ketchup, galletas, chocolate, homilías… Claro, mi hijo tiene 9 años y de golpe y porrazo quitarle el chocolate y el ketchup pues imagínate… La marca “la Frageda” tiene yogures de limón y fresa con estevia… Mi hijo se lo come sin problemas… Ahora, si la estevia es natural o no lo desconozco… El tema es ir probando y comprar algunos alimentos específicos que, aunque son desorbitadamente caros, te sacan del paso… Espero haberte ayudado…

    • Reply admirando octubre 2, 2017 at 8:22 pm

      Y tanto que me has ayudado! Muchísimas gracias! Voy a chafaradear esa página frusano. 😘😘 ¿Cómo lo lleva tu peque?

  • Reply Verónica octubre 2, 2017 at 6:54 pm

    Homilies=gomilonas 🙂

  • Reply Aroa octubre 3, 2017 at 4:06 pm

    Que pobres, lo siento muchísimo.
    Lo importante, que no es nada gravísimo, que el niño con una alimentación controlada va a estar perfecto y requetesanísimo y a partir de ahí los quebraderos de cabeza de qué compramos, qué comemos, cómo lo hacemos me imagino.
    A mí nunca me ha pasado hasta ahora con mis peques y no me puedo hacer una idea de lo que tiene que ser! Muchísimo ánimo y quién sabe, yo creo que una vez lo exteriorizas, y tu con el blog seguro que encuentras gente que te dé trucos y con la que compartir direcciones, recetas, trucos…
    Yo aquí soy una simple espectadora y como tal me alegro de que el peque esté bien, de que se sepa de donde le venían sus males y mando muchos animos a los papas.

    • Reply admirando octubre 3, 2017 at 5:34 pm

      Gracias bonita! Yo pienso igual. ¡Qué suerte que solo es eso! Ahora es acostumbrarse poco a poco e ir cogiendo trucos. Muchas gracias linda! Besitos 😘😘😘

    Leave a Reply