Planes por la Cerdanya

DORMIR EN UN REGUGIO CON NIÑOS

julio 28, 2017

Si algo estoy aprendiendo es que tener hijos no es práctico en absoluto, y hay muchas cosas que serán imposibles de hacer, pero con buena organización y gente eficaz al otro lado, puedes hacer cosas increíbles. En la etapa en la que estamos, nos encanta buscar excursiones para ir con niños porque siempre resultan ser planazos.

SUBIR A 2537 METROS CON 1 NIÑO Y UN BEBÉ 

Nos encanta hacer excursiones pero hemos de tener muy en cuenta que el mayor tiene 3 años y el pequeño 1. Que son 10 kg de niño a la espalda, más otra mochila con comida, pañales, toallitas, diferentes mudas, ropa de abrigo, bibes, agua y por supuesto, la cámara.

Así que, hay que buscar alternativas donde las excursiones sean fáciles pero no por ello dejen de ser bonitas.

Así fue como nos decidimos vivir la experiencia de pasar una noche en el Refugio El Niu de l’àliga en la Molina. Pero para eso, primero teníamos que subir a 2537 metros de altura.

¡Pero hay truco!

CAMINO HACIA LA CIMA

Por supuesto puedes hacerlo caminando pero con todo lo que hay que llevarse con dos niños tan pequeños, escogimos la opción del telecabina que nos subía casi hasta arriba del todo. Luego, para los pies de un niño de 3 años, había una excursión de unos 45 minutos con un desnivel de 200 metros. Un adulto puede hacerlo en 20, 30 minutos tranquilamente. Eso sí, la subida es corta pero intensa.

El camino es precioso. Imaginad todo verde, con un paisaje de colinas bellísimo, vacas, caballos y ciervos campando libremente. L llevaba la boca abierta de asombro cada dos por tres. Y después de un rato caminando, vimos el refugio.

En el refugio viven unos chicos encantadores con los que había hablado algunas veces para que la estancia fuera lo más agradable posible tanto para nosotros, como para los otros montañistas que después de una larga jornada de senderismo necesitan descansar. Y les hablé de nuestro guaponsito y sus despertares con lo que acordamos que, como teníamos absoluta disponibilidad iríamos el día que hubiera menos gente, pudiendo dormir en una habitación para nosotros solos. Unos días después, volví a llamar y me confirmaron que era el día ideal para subir, tanto por tiempo como por las personas que iban a estar alojadas.

excursiones con niños

Cogimos media pensión y la verdad es que la comida estaba muy buena, con unos menús muy completos.

Cenamos viendo cómo caía el sol, salimos fuera con los peques para que pudieran ver otra parte de nuestro gran mundo, la belleza de poder observar un paisaje muy poco manoseado por el ser humano, su pureza, la amplitud, la paz, la libertad.

La cara del mayor era de maravilla absoluta, solo hacía que decirnos “mira mamá que bonito, mira que montañas, mira que luz.”

A veces nos pensamos que los niños por ser niños, no sabrán apreciar la la belleza e inmensidad de la naturaleza. Pero al ver a L que solo tiene 3 años, observando en silencio el paisaje infinito de colinas y prados, verlo sonreír y mirarme con esos ojos de ilusión, de emoción por sentirse taaan alto, piensas que desde luego, esto va a ser el principio de muchas, muchas aventuras.

excursiones con niños

excursiones niños

Al día siguiente, desayunamos viendo cabras montesas, caballos con sus potros y vimos ciervos cruzar la montaña a toda velocidad.

Si os fijáis en la próxima foto podréis ver las montañas de Montserrat. La visibilidad ese día era buenísima así que las vistas eran increíbles. No había final.

excursiones niños

La verdad es que me estoy viciando a esto de las excursiones. Poco a poco vamos comprando el equipo adecuado porque según los Kilómetros que quieras hacer, necesitas ir cómodo. De momento estoy informándome mucho sobre el tema mochilas de porteo, pero especializadas en sendero. No se si son ergonómicas o como las llamaron durante muchos años, correcamas.

Calzado, ropa, mochilas… cualquier truco o consejo que creáis que puede sernos útil será muy bien recibido para esta familia de novatos senderistas.

PEQUEÑAS, GRANDES REFLEXIONES

Antes de despedirme, quería compartir con vosotros lo que últimamente pasea por mi cabeza. Y porqué llevo días un poquito desparecida del mundo 2.0. Solo veo excesos en las redes. Miles y miles de fotos exponiendo a nuestros hijos por todo y para todo. Y tristemente me incluyo en el saco. Llevo unas semanas planteándome una serie de cosas, entre ellas, como está cambiando Instagram, como veo constantemente la exposición de niños tan pequeños, explicando sus intimidades constantemente, si es correcto, si los respetamos suficiente. Y mi corazón me está diciendo que no. Le estoy dando muchas vueltas a como encontrar el equilibrio entre compartir y exponer. Cuando empecé el blog, tenía muy claro que no quería que mis niños se reconocieran, que ante todo los respetaría. Y creo que sin darme cuenta, me he dejado llevar por la corriente, mostrando y compartiendo imágenes o situaciones que quizá deberían quedarse en casa. Son pequeños y aun estoy a tiempo de recuperar ese equilibrio y ese va a ser mi empeño este verano. Reflexionar por encauzar las imágenes del blog. Volver a marcarme esos límites que me marqué al principio por su seguridad y respeto.

Los rostros de L y N dejaran de mostrarse, eso lo tengo muy claro. Se que muchas imágenes perderán esa gracia y magia pero ellos y su vida privada son lo primero. Intentaba no hacer planos donde se les viera, sobretodo a L pues N está cambiando la cara y aun tenía algo de margen. Pero al final, los perfiles se acaban reconociendo. Muchas fotos desaparecerán de mi perfil, solo se quedaran aquellas donde realmente sean irreconocibles.

En cuanto pueda, cuando encuentre mi equilibrio profundizaré sobre este tema pues creo que se nos está yendo de las manos.

Por el momento, os deseo un feliz verano, que disfrutéis muchísimo y que volváis con las pilas recargadas. Aquí os dejo un mini video.

 

Besos y habitas 😉

 

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Furgo & Porteo agosto 1, 2017 at 2:35 pm

    Es increíble maravillarse juntos con esos paisajes 🙂
    Tiene muy buena pinta ese refugio, nosotros estamos deseando hacer una travesía y dormir en uno de ellos
    En cuanto a la exposición de los peques, nosotros también procuramos que siempre salga de espaldas, aunque somos de los muy pocos que lo hacen…
    Feliz verano y a seguir disfrutando de las excursiones en familia!

  • Leave a Reply