Educación y desarrollo infantil

ESTRATEGIAS PARA TRABAJAR LOS CELOS ENTRE HERMANOS. 

Junio 26, 2017
celos entre hermanos

Empecemos por entender que son los celos.

Según el diccionario, es un sentimiento que experimenta una persona cuando sospecha que la persona amada siente amor o cariño por otra, o cuando siente que otra persona prefiere a una tercera en lugar de a ella.

¿Cuál es la primera palabra que os viene a la mente?

A mi mente viene la palabra “inseguridad”. La persona, adulto o niño, se siente inseguro frente al amor de una persona determinada. Pero centrémonos en los niños, es más, vamos a intentar empatizar, metiéndonos en sus zapatos. ¿Vamos allá?

CELOS ENTRE HERMANOS

Tengo 3 años y llevo toda mi vida con mamá, sus besos son míos, su cariño es solo para mi, sus canciones, sus cuentos, su mirada. Si lloro, lo deja todo y se acerca a socorrerme. Además soy el rey y estoy en mi etapa del egocentrismo, no puedo concebir nada, ni a nadie que sea más importante que yo. Y de repente, ha aparecido ese bebé que dicen que es mi hermano y he de quererle. Pero yo solo tengo miedo de que ella ya no me quiera, de que yo ya no sea importante para ella.

¿A que ya no veis tan claramente los celos? Si os pasa como a mi, lo que más veo al ponerme en su lugar es miedo.

Pues vamos a ver qué podemos hacer para trabajar ese miedo de abandono que le provoca tanta inseguridad y en consecuencia, celos.

PREVIO AL NACIMIENTO

Preparar la llegada del bebé es muy importante para toda la familia, pero a veces nos olvidamos de preparar bien a los más pequeños de la casa.

Cuando estaba de 6 meses que la barriga era más grande que mi pelota de pilates, L empezó a tener pesadillas y dejó de dormir. Empezaron los trastornos del sueño, con terrores nocturnos y con interrupciones de más de dos horas, varias veces durante la noche.

Probamos colecho, cambio a cama, cambio de muebles en la habitación, meter su cama en nuestra habitación… todo. Y nada funcionaba.

Ese fue su primer click, su primera respuesta a una situación que estaba por venir, que ya intuía y vivía los cambios. Pues ese bebé no ha llegado y mamá con su barriga ya hay cosas que no puede hacer conmigo, como hacía antes, como saltar en la colchoneta del parque o en la cama.

Así que ese fue el momento en el que empecé a trabajar con L la llegada de su hermanito. Y os lo conté todo en este post de ¿Cómo preparar a tu hijo para la llegada de un hermanito?

Los cuentos que finalmente trabajé con L los tenéis en el post de CUENTOS PARA LA LLEGADA DE UN HERMANO

Me costó muchísimo encontrar cuentos que me gustaran la forma de tratar la llegada de un hermanito.

Además, no quería cuentos que me hablaran de los celos en sí, sino de todo lo que ganas y lo que puedes hacer cuando llega un hermano. La parte de los celos la trataría cuando se manifestaran. ¿Porqué hemos de crear expectativas? Mejor dejar que cada cosa llegue y después ponernos a ello.

El tiempo pasa, ese hermano ha crecido a bebé que lo toca todo, que gatea, que persigue al mayor e interrumpe su juego, y empezamos a ver conflictos entre ellos. Partamos de la base que los celos entre hermanos son normales y que siempre habrá en mayor o menor grado, pero a todos les pasa.

Y LLEGÓ EL BEBÉ

Llega el bebé y nos da mucho miedo que le haga daño, pero como he comentado muchas veces, con los pelos como escarpias, hay que dejar que los toqueteen, los besen, los cojan, porque mamis, el roce hace el cariño. Así que contra más participe en las necesidades del bebé, mejor.

 

 

UN TIEMPO A SOLAS CON EL MAYOR FUERA DE CASA

L pese a tener una relación muy bonita con su guaponsito (lo llama así), tiene momentos de celos donde lo pasa mal. ¿Cómo los manifiesta? Acercándose corriendo y metiéndose en medio. Enfadándose si alguien de fuera llega a casa y hace caso a N antes que a él. Castigando al que lo ha hecho retirándole la palabra y el cariño durante un buen rato hasta que te acercas a él, pero incluso así, hay veces que por ese día te retira su cariño.

Sí, no pega puñetazos, ni da patadas pero te clava dagas en el corazón.

¿Qué necesita? Volver a pasar tiempo en exclusivo con mamá o papá y a poder ser, fuera de casa.

Nosotros, idea que nos dieron en el parvulario, nos acercamos al súper con la idea de comprar 3 o 4 cosas que se encargará él solo de hacerlo, explicándole lo importante que es y la suerte que tenemos de que nos ayude. Haciéndolo protagonista solo a él.

INTERRUPCIONES

Estáis con el pequeño y de repente llega corriendo el mayor y se pone en medio, pues en vez de decirle siempre, espera que ahora estoy con tu hermano, podemos cambiarlo por “¿Qué bien que has venido porque necesito ir un momento a buscar una cosa, cuidas de tu hermano por favor?”. Con esto le decimos que su papel es importante y útil y convertimos su acercamiento en algo positivo en vez de ser un acercamiento movido por los celos.

INTERCEDER ENTRE ELLOS LO MÍNIMO

Si hay un conflicto entre ellos, en la medida de lo posible, les dejaremos hacer y no nos meteremos en medio, a no ser que lleguen a las manos. Ellos son muy capaces de resolver sus propios conflictos de manera muy sencilla.

PRACTICANDO EL RESPETO EN AMBAS DIRECCIONES

A veces no nos damos cuenta y utilizamos demasiado la palabra “cuidado que es pequeño, déjalo que es un bebé” y se lo decimos a un niño que acaba de cumplir los 3 años. A veces, el pequeño llega con su arte y desmota el juego del mayor, el mayor se enfada, empuja al pequeño y reñimos al mayor. Habría que replantearnos la situación.

El mayor ha de respetar al pequeño, pero el pequeño también ha de respetar al mayor. Sino crecerá pensando que como es el pequeño, todo vale.

Cuando L está jugando y N va a desmontarle los juguetes, a quien cogemos es a N y le explicamos que L está construyendo algo muy bonito y que no podemos desmontárselo. N de momento no se entera, pero lo importante es que el mensaje que le envías al mayor es “tu juego, lo que tu haces, también es importante para mi y te ayudaré a protegerlo”.

Pese a estas estrategias, seguirán surgiendo momentos de conflicto pues forman parte del desarrollo de nuestros niños. Pero en nosotras está la respuesta que demos a estos momentos y por lo tanto, como lo vivirán ellos dependerá mucho de nosotras.

celos entre hermanos

De momento, por aquí lo llevamos bastante bien. Os he puesto situaciones muy concretas que nos suceden en nuestro día a día. Pero si tenéis otra situación en mente que no sabéis como resolver, podéis compartirla que entre todas seguro que podemos aportar ideas estrategias para trabajar los celos entre hermanos.

¿Cómo os va a vosotras?

Nos vemos por Instagram.

Besos y habitas 😉

 

 

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply