Educación y desarrollo infantil

ESTRATEGIAS CONTRA EL BULLYING ¡CONTRA ATAQUEMOS!

Febrero 13, 2017
bullying

Si un tema está en la boca de todo el mundo hoy en día es el bullying. Pero sin embargo, es algo que ha existido siempre. ¿Entonces, cual es la causa de que parezca que haya más casos y más graves?. Yo lo tengo muy claro, nuestra sociedad. Y no parece que tengamos muchas ganas de solucionarlo.

Partiendo de las costumbres que tenemos en casa, aparentemente inofensivas, de dejar ver a nuestros hijos desde bien pequeños, series con contenido agresivo y muchas veces sexual, a las nuevas sagas de libros para adultos, donde por lo visto, ver a un hombre infringiendo dolor a una mujer da morbo y despierta nuestro lado más romántico y pasional. ¿Estamos enfermos? Claramente las cosas no van bien.

La necesidad de estos estímulos tan altamente provocadores y perturbadores no son sino, un síntoma más de una sociedad insensibilizada al amor, al humor, al dolor, a la crueldad, a la agresividad, que llevamos a tomar por normales e incluso divertidas unas situaciones que distan mucho de ser sanas.

COMO CONTRA ATACAR AL BULLYING

El móvil e internet, esa arma tan potente y veloz que dejamos usar a los adolescentes sin control ninguno. ¿Dejarías conducir a 500 por hora, un coche de carreras, a vuestro hijo?

Internet es como una gran coche de carreras, una herramienta que con un click llega a gran velocidad a la otra punta del país. Y ahí están, usándolo, sin censura, sin control. Hay que establecer unas normas muy claras de su uso y hay que acordarlas. Os paso el link de un contrato para hacer con los niños para que sean más conscientes, responsables y se comprometan.

Contrato para el uso del móvil.

¿Pero como podemos intentar cambiar algo?

El cambio como siempre empieza por uno mismo, interviniendo, participando y mostrando nuestro apoyo a las víctimas, defendiéndolas. Y plantando cara a los abusadores.

El silencio no es otra cosa que un apoyo pasivo a los acosadores.

Y partiendo de esta idea, donde todos han de implicarse, es como se desarrolló el tan famoso método Kiva Finlandes contra el acoso escolar.

Los niños hacen lo que ven. Si como padres no nos implicamos, giramos la cara por miedo a recibir, cuando vemos en la calle o a nuestro alrededor, situaciones de abuso o acoso, los niños en sus aulas y bajo la premisa de “tu mejor no te metas a ver si te va a dar a ti también”, creamos sociedades escolares donde el abuso y el maltrato están, no solo permitidos, sino aceptados. No son conscientes donde está linea entre el bien y el mal. Porque las premisas son muy claras. “Si hay lío te vas”.

La forma de atacar a este monstruo no es desde la individualidad, sino desde el conjunto. El conjunto de maestros, de padres y de niños, de esos testigos mudos.

Hemos de reaccionar contra el bullying. Y con urgencia. Hemos de dejar de culpar a los maestros, a los padres de los acosadores, a los colegios y hacer equipo. Trabajar con especialistas no solo con la víctima, sino con el acosador, las familias, el profesorado, los alumnos.

Formar a niños y niñas desde casa, que no tengan miedo de proteger a los demás. A ser amables. Enseñarles que el hombre caballeroso, el que protege, es el que gusta y el que enamora, que el chico que abusa o la chica acosadora es la que está enferma emocionalmente y necesita ayuda profesional. Enseñarles a que nunca se han de reír de las burlas de otros compañeros, porque entonces, se convierten en acosadores también.

Los testigos mudos son el oxígeno al fuego.

Solo podremos cambiar esto si trabajamos en equipo.

¿Cuándo podemos sospechar que estamos  ante un caso de bullying?

  • Nunca quiere ir al cole.
  • Siempre le duele algo cuando hay que ir a clase.
  • No está contento.
  • No le gusta hablar de su cole.
  • No tiene amigos.
  • Se muestra triste.
  • Su carácter a cambiado.
  • De repente o tiene muchísima hambre o a perdido el apetito.

¿Cómo podemos prevenir?

Trabajando mucho la empatía con los niños. Aprender a ponerse en el lugar de otro, a respetar a los demás y a expresarse sin la necesidad de hacer daño a los demás. Aceptarse a sí mismo es importantísimo, con sus defectos y sus virtudes. A la vez, hay que trabajar mucho la confianza, que no tengan miedo a explicaros cualquier cosa, demostrarles que vamos a entenderles.

Que no os de miedo ser insistentes si creéis que algo no funciona. No tengáis miedo al cambio, confiad en vuestro hijo. Al final, es él, el que tiene que estar 8 horas diarias en el cole. No dudéis nunca del relato de vuestro hijo.

Hablad con ellos sobre el cole, preguntas concretas, no abiertas. Por ejemplo, os pongo algunas posibles.

  • ¿Con que niño has jugado hoy?
  • ¿Qué había de comer?
  • ¿Quién se sienta a tu lado? ¿Y te gusta?
  • ¿Te ha gustado la clase de mates?
  • ¿Y lo que menos?

Así, es más fácil darse cuenta cuando la conversación es diferente, si se retrae en las preguntas que antes contestaba, o si algo varía del discurso.

No es un problema individual. Es un problema de todos.

¡Somos su espejo, mostremos un reflejo que brille!

Fundación ANAR, asociación que ayuda a niños y adolescentes en riesgo tiene este teléfono de ayuda 900 20 20 10.

Compartid y que llegue a todos los padres y maestros. Eduquemos a nuestros niños. #todoscontraelbullying

Os dejo el link a un corto que es bastante impactante sobre el acoso escolar y sus consecuencias.

https://www.youtube.com/watch?v=9qd0ZzWb4Uw

¡Espero que os sea útil esta información!

Nos vemos por Instagram.

Besos y babitas 😉

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply