¡Sorpresa!, Embarazo

QUERIDA YO, QUERIDA TÚ, QUE AHORA ERES MADRE.

enero 18, 2017
ser madre

Querida mamá de L y N,

Soy Yo, aunque hayan pasado más dos años que no te mire de la misma manera en el espejo. Sigo aquí. Llevamos un tiempo que no acabamos de ser amigas, de entendernos, de escucharnos.

Has cambiado mucho y no te reconozco, has puesto grasa allí donde había un vientre plano, has quitado redondez allí donde mis pechos eran perfectos y además, les has dejado marcas de guerra de la preciosa y sacrificada lactancia. Has añadido tallas en mis culito Logroño. Porque sí, en un torneo de Voleyball playa mi culito ganó a los otros 100 culos. Qué lejos lo veo, y que manera tan fea de convertirme en objeto de trofeo. Bueno, yo no, mi ex culo.

Me enfadé mucho contigo, cuando después de tener a N, me compré un tejano y había pasado, en 3 años de la 34 a la talla 42. Llevamos un tiempo negociando y hemos acordado que de momento una 38-40 está bien. Porque se que no tienes tiempo para hacer deporte como antes, ni dinero para contratar una chica por las noches y tu poder dormir 8 horas seguidas. Así tu mirada, nuestra mirada, luciría menos cansada.

Perdóname por no querer tu cuerpo como quería al mío. Y sin embargo, el tuyo es el que ha hecho lo más importante de nuestra historia, sufrido y llevado la carga de la vida. De dos vidas para ser más exactas. Tener una tarea tan importante no puede no tener secuelas. Las huellas y las marcas han de ser necesarias. Pero se han de mirar de otra manera, no como pérdidas, sino como ganancias.

Es difícil cuando escuchas comentarios tipo “Estás expandida”, “Estás más gordita pero ya te recuperarás” o el más cruel “Has roto el banco porque con lo que pesas”. En realidad todos eran en broma porque lo máximo que he pesado ha sido 64 Kg. Pero en mi diminuto cuerpo se nota mucho. Y a una mujer que le ha cambiado tanto el cuerpo, esos comentarios van calando.

Mi yo madre, tiene algo que decir a mi yo tipazo.

Mi vientre abultado es porque dos vidas se han creado dentro. Han hecho unos brazos, una cabeza, unos pies, uñas, pelo, ojos, manos, un corazón que late a toda pastilla y todo con una perfección absoluta. ¿Como tu cuerpo, mi cuerpo ha podido crear algo tan increíble? Y encima dos veces.

GRACIAS por darme ese vientre para contener la vida.

Mis pechos se llenaron hasta parecer dos melones en plena temporada, para poder alimentar a mis hijos. No una, sino dos veces. Y ahora están más flácidos y castigados que antes pero me uniste a mi bebé y me conectaste a él aun fuera de mi vientre. Me regalaste momentos de vínculo y magia únicos. Donde nuestras miradas, la de mi bebé y la mía, se encontraban, su manita apretaba el pecho mientras bebía, tenía que parar muchas veces al encontrarse con mis ojos, porque una sonrisa aparecía en su preciosa cara y esos momentos eran de máxima dicha.

GRACIAS por darme esos pechos para alimentar y querer.

Tus caderas y el trasero son más grandes. Pero gracias a eso me caben los dos bebés encima. Esta es la parte que más me ha costado aceptar, es la que más ha cambiado. Además, el cuerpo se prepara para el parto, agrandándolo todo para permitir traer a la vida a ese bebé.

GRACIAS por abrir las puertas del mundo.

Y digo aceptar cuando en realidad debería decir querer. Este cuerpo nos ha regalado lo más bonito de este mundo. Y las modas del cuerpo, las dietas estrictas y las horas y horas de ejercicio por el solo hecho de adelgazar pueden irse al carajo. Mi yo madre, promete a mi yo tipazo que cuando los niños duerman mejor, haré deporte para divertirme, comeré de todo como hacía antes (verduras y chocolate) y sobretodo me querré sea el cuerpo que toque en ese momento. Porque quererse no es conseguir esas medidas perfectas.

Quererse es cuidarse, mimarse y disfrutar de la vida en equilibrio.

Un abrazo mamá de L y N, nos vemos en el espejo.

Como os comentaba ayer, MIL GRACIAS, me llevé la gran sorpresa de ser nominada par los Premios 2017 de Madresfera en dos categorías. Embarazo y crianza y en la categoría de Educación. En ningún momento pensé que podría salir nominada habiendo tales gigantas compitiendo con lo que no anuncié nada, ni pedí a nadie que me votara. Pero ahora, es distinto. Si esto ha sucedido es porque muchas me habéis votado para estar en esas 30 nominadas y puedo aseguraros que estoy emocionadísima y asombrada. Y ahora sí, NECESITO vuestra ayuda.

Si os gusta lo que comparto con vosotras, si crees que este blog y sus aventuras merecen este premio de Mamá bloggera, solo os pido dos minutos que es lo que tardáis en votarme en estas dos categorías! Si le dais a la insignia iréis directos a las votaciones.

¡UN MILLÓN DE GRACIAS!

Vota a tus Blogs madresféricos de 2016

Besos y babitas 😉

 

 

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply sara enero 19, 2017 at 1:08 pm

    muy bien dicho! a quererse y mimarse, tal como somos, porque hemos dado vida y eso es lo mas grande de este mundo.
    Enhorabuena por tu candidatura en los premios madresfera. Te dejo mi voto. Mucha suerte.

    • Reply admirando enero 19, 2017 at 1:09 pm

      Oleeee! Mil gracias bonita! Un besote enorme!

  • Reply Maria enero 20, 2017 at 10:56 am

    Me has emocionado con este post tan bonito y necesario. Te entiendo mb..yo tb gane un premio al mejor culito en mi adolescencia..jaja alli queda eso.. Y aqui estan mis 4 hijos 😀

    • Reply admirando enero 20, 2017 at 11:01 am

      Jajajaja claro! Si es que somos la caña nena! Hace mucha falta que nos lo repitamos y nos lo recordemos una y otra vez. Nuestro cuerpo es la bomba! Todo lo que ha hecho es INCREÍBLE! 😉

    Leave a Reply