¡Sorpresa!, Embarazo

ESCA: ESTÉRIL SIN CAUSA APARENTE.

enero 11, 2017
esca estéril sin causa aparente

Esta es mi historia de madre, mi cuento con final feliz pero donde el inicio de este camino fue muy muy oscuro. Donde antes mi vida era muy diferente. Donde los sueños fueron tirados por tierra, aplastados, tragados por el monstruo del miedo y la impotencia y escupidos en un país remoto y cruel. Y hoy, después de todo este tiempo escribiendo para mi, para vosotras, decido contarlo. Porque habrá muchas mujeres a las que algún día les dijeron o les dirán como a mi: Eres lo que llamamos una ESCA: Estéril sin causa aparente.

Resulta que a ese 15% que no se queda embarazada pese a tratamientos de fertilidad le llaman Estériles sin causa aparente. Zasca, así, por poner un nombre a tu tristeza, pues le ponemos ese, que aunque no tengamos un motivo “aparente” pues te damos un ESCA y así puedes marcharte por donde has venido y nosotros no tenemos porque decirte que no tenemos ni idea de que narices pasa.

En el 2009 me sometí a dos IAD y dos IVI. Una de las peores experiencias de mi vida. Me hicieron varias pruebas y sufrí desmayos en las de contraste de trompas, 3 pinchazos al día, un trastorno hormonal que era como si estuviera en una montaña rusa, 4 decepciones, impotencias, dolores, rabias, miedos y soledad, mucha soledad. Finalmente, fuimos una más de esas parejas que por este y otros motivos acabó rindiéndose. Todo se vino abajo, era tal el terror y dolor que sentía que desconecté de la realidad, perdí el norte y me perdí a mi misma.

Me equivoqué mucho y me metí en un agujero tan grande que me costó mucho encontrar la luz de nuevo. Mi vida dio un giro de 180 grados, el día a día al que yo estaba acostumbrada desapareció, personas muy cercanas a mi dejaron de estar cerca para irse. Ahora tengo claro el porqué de aquello, era necesario dejar espacio a las que tenían que volver o aparecer nuevas en mi vida. La terapia y los trankimacines para dormir estaban a la orden del día. Me ponía contenta cuando la noche llegaba porque ya era el final otra vez, solo había que dormir.

Todo era oscuro pero llegaron las linternas con sus dueñas y dueños, mi primi del alma, amigas de toda la vida, la cantante, la médico, la psicopedagoga, la entrenadora. Y apareció él, mi gran amigo, el profesional de las carnes 😛 Llegó un día a casa de una amiga, se sentó a mi lado a jugar al Uno. No se si fueron las trampas que hicimos pero algo nos unió ese día. Le conté mi historia. Y con su gracia y genio me dijo “Ah no, esto se ha acabado, como que me llamo P pero ya te digo yo que esto se ha acabado”. Y desde ese momento, apareció cada día por casa con croissants de chocolate y me llevaba por ahí, me obligaba a conocer gente, a apuntarme a hobbies, me arrastraba con él a todos lados, hasta que poco a poco volví a encontrar mi camino. Había llegado el momento de volver a caminar sola de nuevo.  Aunque la linterna más grande de todas, la que encabezaba esta marcha para llevarme al mundo de nuevo, la de mi madre, seguía encendida a todas horas para que no me perdiera de nuevo. Esa linterna nunca se apaga.

Empecé a quererme otra vez, aprendí muchísimo y volví a buscar un camino para mi. Cambié de ciudad. Volví a estudiar, conocí el voley playa, me enamoré de este deporte y lo conocí a él, al padre de mis hijos.

Seis meses después, sin buscarlo, sin pensarlo, sin creérmelo me quedé embarazada.

Besos y babitas 😉

Si te gusta lo que lees y quieres votarme, solo tienes que darle a la insignia y entrar en las categorías de crianza y embarazo y la categoría de educación.

Vota a tus Blogs madresféricos de 2016
 

PD/ Gracias mis linternas, porque nunca se apagó vuestra luz…

 

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply Beli enero 11, 2017 at 8:56 pm

    Emocionante.

  • Reply Susana enero 12, 2017 at 1:54 am

    A veces, la vida te pone piedras o más bien rocas en el camino para como en los vídeo juegos, ir pasando de niveles. Desde luego tú pasaste 10 niveles de golpe. Definitivamente y aunque suene duro, no tenía que ser, él tenía que llegar para que todo cobrará sentido. Como dice mi madre, no hayal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista!!!

    Éste escrito ayudará muchísimo a esas mujeres que persiguen su sueño y la vida no se lo ponen fácil. 😔

    • Reply admirando enero 12, 2017 at 10:19 am

      Gracias guapa! Ese es el objetivo de compartir esta historia. Al final, la esperanza es lo último que debe perderse. Y pase lo que pase hay que luchar por ser feliz, y las cosas irán llegando. Un besote

  • Reply Mamacuchufleta enero 12, 2017 at 11:04 pm

    Me he emocionado al leerte. Que duro que hayas tenido que pasar por eso, me alegro de todo lo bueno que llegó a tu vida te lo mereces preciosa. Un besazo!

    • Reply admirando enero 13, 2017 at 7:28 am

      Gracias linda! Cada una de nosotras tiene una historia 😊 un besote

  • Reply Bego enero 13, 2017 at 6:04 pm

    Gracias por compartir tu historia, yo me encuentro en pleno proceso y con muchas posibilidades del no. Es muy duro!! Al leerte y ver cómo te has sentido me identifico totalmente contigo, has conseguido que ya no me sienta un bicho tan raro.

    • Reply admirando enero 13, 2017 at 6:08 pm

      Madre mía Bego, de bicho raro nada. Hay muchísimas más mujeres de las que crees que no pueden tener hijos y adoptan, que no pueden tener y se someten a tratamientos y después se quedan embarazadas. Hay mil casos. Tengo una amiga que tardó 10 años en quedarse embarazada. Y se quedó cuando ya se había mentalizado a iniciar un proceso de adopción. Es duro, pero somos fuertes. Y si necesitas algún día hablar sobre algo, tienes mi correo en contactos. Pero ten muy claro que no estás sola! Un beso enorme, quereros mucho y lo demás irá viniendo!

    Leave a Reply