¡Sorpresa!

LA MATERNIDAD Y SUS RESACONES EMOCIONALES

diciembre 21, 2016

Desde el ingreso de Nico por neumonía, me siento rara, pasé del miedo a la alegría y la ilusión en muy pocas horas. De empezar a anular una boda que pese a ser algo sencillo os podéis imaginar el lío, a activarlo todo de nuevo. Pero lo que me ha agotado es ver a mi bebé lleno de cables. La maternidad es preciosa, pero a veces complicada y hay que mostrar todas sus caras.

Os hago un resumen para que me entendáis.

L empieza a ir a parvulario, a la semana se pone malito, bronquitis y enfermedad de la bofetada. Nos van los 2×1. Hay que ahorrar.

A los pocos días, N empieza con mocos y tos, empeora en horas. Le recetan estilsona durante 3 días. Acabamos estilsona y sigue con fiebre, con tos y con mucho moco. Dos visitas a urgencias, 1 mascarilla de ventolín en la primera. La segunda nos dicen que está bien. Esa misma tarde de urgencias a Sant Juan De Dios porque se ha puesto peor. Ingreso.
L en casa. Así que todos los días, coge coche, sal de Barcelona, estate un rato con L y vuelve al hospital. Duerme. Y vuelta a empezar, así durante 5 días.


Martes aviso al restaurante de posible boda anulada, miércoles la pongo en marcha otra vez, cuando por fin nos dan el alta. Jueves y viernes, esos son los días que me quedan para acabar de organizarlo todo. Viernes llegan mis suegros y cuñados y se instalan todos en casa. Es un follón muy divertido y además L está loco con sus nonnos y tíos de Italia. C’est la vie tranquilidad, no te queremos hasta el domingo! 😉

Sábado me caso. Un día precioso y con el mejor de los compañeros. Y mis niños siendo nuestros cómplices.
Y entonces, pasa lunes, martes y el miércoles me doy cuenta que llevo días con la sensación de estar viviendo una película y necesito bajar el volumen.

¿N está sanote? ¡Sí!, ¿Me he casado? ¡Sí! Lo dice el anillo de mi dedo. Entonces por fin ha salido todo bien y yo… me bajo del tren. A esto se le llama resaca emocional en toda regla.

La maternidad emborracha y de que manera cuando pones todas tus emociones y miedos a funcionar. Cóctel servido. Han sido demasiadas emociones en una misma semana. Miedo, ansiedad, pena, incertidumbre, decepción, alegría, amor, ilusión, esperanza… Esto sería un mostruo de los colores en toda regla. ¿Verdad? 😉

Demasiado para 7 días. Y ahora estoy como en pausa. A mi alrededor todo va muy rápido, la gente, los días, mi maridín… (ya ha pasado de churri a maridín 😝). ¡Uooo! hay que hacer lavadoras, ¡uooo! hay que hacer purés, ¡uooo! hay que ingresar esto, ¡uooo! hay que llevar los trajes a la tintorería, ¡uooo! la ropa se ha desteñido, ¡uooo! hay que recoger los papeles del coche, ¡uooo! los regalos, ¡uooo! la compra, ¡uooo! visita al pediatra… y yo estoy en modo Homer Simpson pero en vez de cerveza me trago los libros. Y hoy miércoles y después de darme cuenta que me he leído 3 libros en una semana, soy consciente de lo que me pasa porque no es la primera vez.

Siempre que he necesitado evadirme del mundo, los libros han sido “MI CASA”. Soy capaz de hacer mil cosas mientras voy leyendo líneas. Asomando la cabeza a la vida real para que no se descontrole mucho. Pero haciendo lo estrictamente necesario. Estoy en unos días de esos de “buuuf, mañana lo hago”. Y mi maridín sigue en modo “Si no pongo la lavadora, ahora, ya, me va a dar un síncope”. Pero amorcito yo estoy de resaca emocional. Keep calm, be happy y a surfear entre la ropa y los platos, como dice él. Así que, déjate de lavadoras y acurrúcate aquí conmigo. ¡Pero déjame leer!

¿Sabéis lo mejor de todo? Que de alguna manera el papi se ha dado cuenta que necesito esconder la cabeza un poco, porque me mira, alaba mi capacidad de leer mientras estoy pendiente de los peques, sin que me distraiga de mi libro, ni aunque pusieran una bomba en el jardín. Me deja ser yo en modo resacón. Gracias papi.

Hola, soy Isa y mi adicción son los libros, me considero una buena madre, mujer y persona. Pero si me necesitas estoy detrás de las hojas. Cuando se me pase el resacón volveré.

¡Ah y Feliz Navidad a tod@s! Jiji

¿Y vosotras como evadís la mente?

¡Nos vemos por Instagram!

Besos y babitas 😉

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply Yayotoni diciembre 22, 2016 at 11:53 am

    Impresionado por la capacidad de síntesis frente al pollo que se os presentó la semana pasada.

    • Reply Mirando desde tu altura diciembre 22, 2016 at 4:00 pm

      jajaja 😉 lo breve, dos veces bueno!

  • Reply Mamacuchufleta diciembre 22, 2016 at 10:05 pm

    Me ha gustado mucho leer este post, así es la realidad, así somos las madres, capaces de reír y llorar con minutos de diferencia y de vivir velozmente un día y a lo keep calm, como dices tú, al día siguiente. Me alegro que todo fuese bien finalmente y pudierais casaros, felicidades preciosa!

    • Reply Mirando desde tu altura diciembre 31, 2016 at 2:25 pm

      Muchas gracias guapa! Perdona el retraso en contestar. Todo salió bien por fin! Feliz año!

  • Reply Recopilando los mejores Posts de diciembre  | Mamacuchufletadotcom enero 2, 2017 at 8:05 am

    […] La maternidad y sus resacones emocionales de Mirando desde tu altura. Un post de una vivencia personal, que muestra claramente como se puede pasar del miedo y la incertidumbre a la ilusión y el amor de un momento a otro.  […]

    • Reply admirando enero 2, 2017 at 8:13 am

      Gracias bonita 😘😘😘

  • Reply Paula - ¡Mecachis Mama! enero 3, 2017 at 10:38 pm

    Yo la mente la evado en el gimnasio, en casa no soy capaz de desconectar! Tienes algún post explicando tu truco? 😉

    • Reply admirando enero 4, 2017 at 9:37 am

      Libros, libros y libros! Jajaja 😉

    Leave a Reply