Jugamos?

PLANAZO EN CASA PARA LOS PEQUES

noviembre 26, 2016

¿Estáis en casa y ya no sabéis qué hacer con los peques? Cambio de chip y a jugar. Puede ser un buen momento para que le dediquéis a vuestros peques ese tiempo de calidad del que siempre hablamos las maestras. No hay nada más mágico para ellos que sus papis se tiren al suelo a jugar. Y con un poco de inspiración podéis montar un planazo en casa para los peques.

¿Os cuento el nuestro?

El jueves llovió una barbaridad. Además ya llevábamos varios días de lluvia sin parar. Así que, podéis imaginaros la energía de L.

Primero un poco de música, bailamos y estiramos el cuerpo. Una que nos encanta es Damaris Gelabert. Por Instagram seguro que habéis visto a L bailando su abecedario. Esta artista canta en catalán. Si lo que queréis son canciones en castellano, Cantajuegos da mucho juego.

Mientras él baila, preparo la actividad. Pego en la ventana papel de forrar los libros pero que la parte que engancha quede hacia fuera, corto diferentes papeles de colores y los pongo en un plato, añado otros materiales que puedan engancharse.

Con esta actividad estuvo una media hora enganchando. Lo bueno de este juego es que puedes adaptarlo a diferentes edades. A más mayor, más precisión y montajes más pensados y creativos. Después tapas el marco y tienes un cuadrito decorativo para la ventana.

planazo en casa con peques

Después llega el turno de papá. El momento de las aventuras, las cabañas y los piratas. Montamos una cabaña en el salón, pintamos las caras. Recordad que el ambiente, atrezzo es tan importante como el juego en sí. Y escondemos él tesoro. Aquí también podemos adaptarlo a diferentes edades. Cuando son más mayores hasta podemos hacer mapas. Jugar al frío caliente o ir dejando una serie de pistas hasta que lleguen al final.

 

img_4135

¿Qué podemos poner en el tesoro?

Un vale tipo (vale por una peli con palomitas, una entrada de cine, un masaje, unos creps, pizza esta noche), o un pequeño detalle (caramelos, un coche, o cualquier cosa que tengáis en casa), un cuento y después explicarlo dentro de la cabaña. Las opciones son muchas. Lo divertido es encontrarlo y descubrir que hay dentro.

Yo le puse una chuche. Como nunca le dejo comer chuches, cuando la vio su emoción era máxima. ¡Santa inocencia!

Y finalmente acabamos con un dibujo. Me gusta acabar las sesiones de juego o con una canción relajada o con un dibujo. Le ayuda a volver al estado de calma, a la vez que ordena en su mente, a través del dibujo, lo que ha hecho y lo que más le ha gustado. Como si hiciéramos una sesión de Psicomotricidad. Pero no olvidemos que tiene dos años y medio, así que tengamos imaginación para interpretar sus garabatos. 😉

planazo-en-casa

Espero que os haya gustado. Y si os inspira y montáis en casa una tarde de aventuras, etiquetadnos en Instagram que a L le encantará verlo. Nosotros vamos a empezar a clasificarlas con #aventurasvivenciadas y si os animáis sería genial crear entre todas una galería de inspiración para los peques.

Besos y babitas 😉

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply