Embarazo

Bebé prematuro tardío 

junio 17, 2016

Hace una semana me mandaron reposo absoluto porque había empezado a dilatar y aun estaba de 34 semanas y si nacía Nico sería un bebé prematuro tardío. Así que eso hice.
A los 3 días rompía bolsa y me ingresaban en la Maternidad que forma parte del Hospital Clinic de Barcelona.
De repente ya no va a ser mi ginecóloga de siempre, ni el hospital donde se suponía que tenía que nacer. Que ya no podía moverme porque la bolsa estaba rota, que tenían que pincharme para hacer la maduración pulmonar de Nico, que teníamos que aguantar hasta que hiciera al menos 35 semanas, que para dar el visto bueno a la inducción los pediatras debían asegurar que habría incubadoras uci e incubadoras camita.


Así que, cuando llegué a la habitación rompí a llorar de tanta angustia.
Una parte de mi estaba tranquila porque pese a ser prematuro, era de 34 semanas así que los riesgos habían disminuido muchísimo y son bebés que no suelen tener complicaciones. Pero aún así, te mueres del miedo.
Aguantamos hasta la semana 35 y unas horas antes de la inducción, exactamente a las 2:37 de la madrugada, la primera contracción. Me bajan a partos y estoy ya a punto. Me ponen la epidural pero ya hay que empujar y lo siento todo!!! Y cuando digo todo es todo. Un dolor que daba la sensación que me desgarraban por dentro pero había que empujar. Y empujé dos veces. Un corto pero intenso parto de 3 horas.


Nico, precioso y muy activo nacía el 10 de junio, adelantándose cinco semanas, pesando 2,240 kg y 46 cm. Muy parecido a su hermano. Muy largo pero muy chiquito y delgado. Mi segundo hijo ya estaba conmigo.
Y de repente mi corazón explotó de dicha. Ese amor que cuando piensas en tu primer hijo crees que es imposible que es imposible que se repita, porque no se puede querer así. ¡Vaya si puedes!


Es una verdadera explosión de sentimientos, de repente todos empiezan a multiplicarse. Los miedos, la alegría, la ternura, la protección, la felicidad…


Nos instalan en nuestra habitación porque somos muy afortunados y no necesita incubadora. Está inmadurito pero muy fuerte.
Pasan dos días intensos de visitas, pero felices y cuando se supone que nos han de dar el alta…
La prueba de la bilirrubina sale alta. Según los médicos no es grave pero hemos de quedarnos para controlarla. Y así durante 2 días.

El tercer día y finalmente entran en la habitación con una máquina para hacer fototerapia. Le ponen una luz, lo desnudan, le aseguran unas gafitas a su diminuta cabeza y me dicen que no puedo sacarlo de ahí. Solo para darle de mamar. Así durante 48 horas.


El llora, se siente inseguro e incómodo y a mi se me cae el alma a los pies porque no puedo acogerlo y contentarlo en mis brazos. Le doy la manita, le hablo y hago guardia en pie mientras le canto la misma canción que relaja a Leoncito.

Y le prometo que en cuanto salgamos de aquí lo cogeré en brazos para no volver a soltarlo nunca más…


Martes día 14 por fin volvimos a casa. La cara de felicidad de Leoncito ha sido increíble!

Dejo atrás unos días de mucha felicidad pero también mucha angustia. Por Nico y por Leo. Pero he tenido la gran suerte de haber encontrado un montón de ángeles en la maternidad. El equipo de enfermeras, auxiliares, médicos, pediatras, servicio de limpieza… Cada persona que entraba en la habitación era no sólo para hacer su trabajo sino para mostrar una calidad humana increíble, mimándome y cuidándome como si me quisieran, como si fuera alguien especial para ellas. ¡Así que gracias ángeles de batas verdes y blancas! Gracias por haber cuidado tan bien de Nico y de mi.

Tenía muchas ganas de contaros como ha ido todo, pero con dos bebés y en plena mudanza os podéis imaginar. Este post lo escribo, desde el móvil, mientras le doy el pecho a Nico, maravillada y emociona de poder haber conseguido hacer lactancia materna exclusiva. Como muchas sabéis con Leo no pude.

Este post está dedicado a esos ángeles verdes y blancos que os comentaba antes, que hicieron de mi estancia en la maternidad, uno de los lugares que recordaré con más cariño, velaron por nosotros día y noche, conteniendo esos momentos malos y celebrando los maravillosos! GRACIAS Y MIL GRACIAS ÁNGELES DE LA TERCERA PLANTA!

Y en cuanto pueda, os cuento más cosas!
Besitos y babitas 😉

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply vdrace junio 17, 2016 at 11:23 am

    Me alegro mucho que todo haya salido bien y por fin esteis en casa con toda la familia. Mi peque tambien fue prematura (36 semanas con 2.040 y 44,5cm muuuy peque jeje) pero muy fuerte y también sin incubadora. Me alegro de tu lactancia materna exclusiva, yo tuve que hacer combinada con suplementos pero cualquier cosa mientras crezcan bien 😉 Lo dicho, aprovecha y ya escribirás cuando puedas y si no puedes ya sabremos que es por una buena causa!!!

    • Reply admirando junio 17, 2016 at 1:12 pm

      Garcia a guapa!! Qué pequeñita madre mía! Son unos campeones que se hacen súper rápido! 😊 un besito

  • Reply Lucía junio 25, 2016 at 6:53 pm

    Tu historia me ha gustado mucho. Yo estoy de 32 semanas y me alegra ver que ya con 34-35 pueden incluso no necesitar ni incubadora y no tener ninguna secuela.
    Mi caso es q yo tengo bastantes contracciones pero desde hace ya muchas semanas, sin embargo a mí no se me acorta el cuello y no me mandan reposo ni nada, pero yo vivo angustiada pensando que se acabe adelantando el bebé.
    Sabes si en la semana 32 ya sería bastante seguro para el bebé?
    En fin, deseando estoy de llegar a termino!
    Enhorabuena por tu precioso bebé!
    Besos

    • Reply admirando junio 27, 2016 at 8:03 am

      Hola Lucia! Perdona haber tardado en contestar pero ahora el tiempo se me come! No soy súper experta en prematuros. Pero te digo lo que me dijo a mi doctora. A partir de la semana 28 la posibilidad de que estos peques salgan adelante sin secuelas es altísima! Si bien es cierto que a menudo son niños más susceptibles a ponerse malitos, pero nada más. También es cierto que cada niño es un mundo, pero con 32 semanas de embarazo yo estaría tranquilísima! De la incubadora no se libraría pero estoy segura que sería un bebé precioso y chiquitín sin ninguna secuela. 😉 así que respira tranquila y ya verás que irás pasando las semanas! Un besote

      • Reply Lucía junio 30, 2016 at 9:17 am

        Hola guapa! Gracias por contestar! Pues al final he entrado “oficialmente” en amenaza de parto prematuro porque el cuello en dos semanas me ha pasado de 34,8 a 22mm. Así q estoy en reposo absoluto tratando de que aguante lo máximo posible… Ahora estoy de 32+4 y pensar en que tendría q aguantar 4 semanas se me hace muy agobiante y más con contracciones… En fin, así son las cosas. Un besito

        • Reply admirando junio 30, 2016 at 5:37 pm

          Lucia estate muy tranquila! Seguramente irá a la incubadora pero estará súper bien! Los libros para distraerme me funcionaron muy bien. Así consigues desconectar y relajarte! Y quien dice libros, dice tejer o hacer un álbum del embarazo. O cualquier cosa que te guste y te haga desconectar! Ánimo, paciencia y cualquier cosa estoy aquí y también por Instagram! Un besito

  • Reply Silvia junio 28, 2016 at 2:00 pm

    Madre mía la piel de gallina. Me alegro mucho que todo saliese bien. Ahora a adaptarse a la nueva situación que con dos peques en casa uff eres mi heroína jajaja. A disfrutar

    • Reply admirando junio 30, 2016 at 5:39 pm

      Gracias guapísima!! Ahí estamos, aprendiendo de esta nueva situación! Pero no te voy a negar que voy agotaaaaaada! Jajaja

    Leave a Reply