Educación y desarrollo infantil

CRISIS DEL SUEÑO INFANTIL. ¿CÓMO AFRONTARLAS?

mayo 2, 2016
crisis del sueño infantil

EN CASA DE HERRERO, CUCHARA DE PALO

Pues la teoría, cuando nos encontramos ante una crisis de sueño infantil, la tenía muy clara, hasta que nos ha tocado de pleno. Hasta hace unas semanas, Leoncito dormía de forma “correcta” para lo que es un niño de dos años que está viviendo muchos cambios. Muchas noches las hacía enteras, pero otras se despertaba un par de veces. Eso sí, siempre se dormía rápido.

Pero llevamos dos semanas que la locura se ha instalado en casa. A la hora de dormirse está muy cansado, tanto es así que muchas veces nos lo encontramos en nuestra habitación estirado en la cama o incluso en el suelo. Tarda un poco más en dormirse, pero todo dentro de una normalidad. Lo malo llega después. Puede despertarse seis y siete veces y además se desvela y ha llegado a estar despierto desde las 12 de la noche hasta las 4 de la madrugada.

durmiendo-en-el-suelo2

Pasadas dos semanas, viviendo como zombis, asumimos que algo está pasando y que algo hay que cambiar. Toca elaborar un plan de acción.

Después de sentarnos a decidir que estamos dispuestos a hacer y descartando el colecho. El cual no tengo nada en contra, pero de momento no lo veo como opción para nosotros, teniendo en cuenta la próxima llegada de un bebé, hemos acordado los siguientes pasos:

NUESTRO PLAN DE ACCIÓN PARA LA CRISIS DEL SUEÑO INFANTIL

  1. De momento, vamos a hacer unos cambios en su habitación. La cuna está mal situada, pues desde ella abre la puerta de su habitación. Así que, vamos a reubicarla.
  2. Las siestas que hace de 2 horas y a veces, incluso 3 horas, vamos a acortarlas a 1 hora.
  3. A partir de las 20:00 (horario verano) las actividades que realicemos seran relajadas (esto va a ser muy difícil porqué muchas de las que nos seguís por Instagram ya conoceis el nivel de energía de Leoncito).
  4. Por supuesto, retiramos por completo poner ningun dibujito mientras cena. Recurso que últimamente usábamos algunos días para acabar de cenar, cuando la cosa se ponía intensa.
  5. Hasta que no oscurezca, no lo pondremos en la cuna. Esto se debe a que nuestro cerebro se ve influido por las condiciones medioambientales luz-oscuridad segregando en la oscuridad una hormona llamada melatonina. Y es la que se encarga de regular nuestros ciclos de sueño. De ahí, que a muchos niños se les de esta hormona en forma de homeopatía para ayudar cuando tienen dificultades para dormirse. Nosotros le hemos estado dando durante una semana, pero no nos ha funcionado, así que voy a eliminarla.
  6. Rutinas. Pese a que siempre nos hemos guiado por las rutinas, vamos a intenerar establecerlas de nuevo intentando marcar un orden muy claro. E introduciendo como nueva rutina, leer dos cuentos antes de dormir. A Leoncito le encantan, siempre hacíamos el de Buenas noches Du Du. Pero ahora vamos a alargar un poco más este momento.
  7. Llamar a su pediatra y explicarle lo que está pasando para descartar causas médicas. Le estan saliendo los colmillos y quizá por la noche le esten doliendo mucho.
  8. Si nada de esto funciona, el domingo que papá Mr. Espagueti tiene una semana de fiesta, inicaremos el Paso a la cama. A veces es necesario un cambio para poder volver a empezar.

Como muchas estaréis pasando por lo mismo o habréis pasado, quería compartir estos duros momentos con vosotras. Necesitaba desahogarme un poquito y compartir con vosotras mis pensamientos. Ya os contaré si funciona o no.

¡Si se os ocurre alguna estrategia más, por favor, por favor contadla!

¿Habéis pasado por estas crisis de sueño infantil?

¿Cómo las habéis resuelto? ¡Me encantaría conocer vuestra experiencia!

Besos y babitas 😉

PD/En estos momentos me aguanto los párpados con palillos.

 

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply vanessa mayo 2, 2016 at 1:29 pm

    Madre mia que identificada me siento…jajaja Acabo de ver la foto en instagram (soy @vdrace) y me he dicho “ves a mirar a ver si algo te ayuda”
    Mi peque, cumplió 2 años el pasado 6 de abril y desde la fecha, parece que todo ha cambiado en ella.

    Te pongo en antecedentes, sus primeros meses fueron bastante duros en cuánto al tema dormir porque Maia nació prematura y tuvimos que combinar lactancia materna con suplemento hasta que a los 5 meses y pico, empezó a desinteresarse de la materna y tuvimos que abandonarla (bien dicho, ella me abandonó jeje) momento en el que aprovechamos para poner su cuna en su habitación y la verdad es que empezó a dormir toda la noche prácticamente del tirón.
    Ahora, hace poquito, la semana antes de su cumpleaños, se levantó un sábado por la mañana y decidió que no quería llevar pañal, pensamos que se le pasaría al cabo del rato pero NO, es una niña que tiene las ideas muy claras y para ella, había llegado el momento, así que se lo retiramos y hasta hoy. Justo el domingo después de su cumple, a las 02.00 de la mañana, se plantó caminando por la casa y cuando le preguntamos que cómo había bajado de la cuna, nos dijo “soleta!” total, que ante el miedo de que pudiera hacerse daño al saltar, esa noche se vino a dormir con nosotros y al día siguiente nos encontramos con las prisas remodelando su habitación para ponerla en “cama de mayor” y ahí empezaron los cambios.
    Supongo que para ella han sido muchos cambios en muy poco tiempo y no los acaba de asimilar, o quizá cómo sabe que puede entrar y salir sola de la cama siente la libertad de marcarse sus horarios, la cuestión es que cuando llega la hora de dormir, ya hemos notado que le cuesta más y he hecho lo mismo que tú, llevarla un rato antes y alargar el tema cuento a 2 o 3 y estirarme con ella en la cama hasta que se duerme. Al final un poco más tarde de lo que solía hacer, pero se duerme; la cosa está en que a las 3, a las 4 o incluso a las 6, depende del día, nos aparece en la habitación con su peluche y nos dice “dormir cama papa i mama” y si la queremos llevar de nuevo, nos monta un circo y ya tenemos el nuevo 2×1 rabietas y no dormir!
    Poco a poco las rabietas van disminuyendo, pero lo de su cama lo llevamos bastante mal, así que por ahora estamos haciendo media noche de colecho forzado (yo tampoco tengo nada en contra, simplemente que hasta ahora ni ella ni nosotros lo habíamos practicado más que algún día que estaba enfermita y eso) y así estamos jeje sin saber muy bien qué hacer para reconducir la situación! Reconozco que me encanta levantarme por la mañana y dejarlos allí durmiendo, pero estamos bastante apretados…
    Bueno, no creo que te haya ayudado mucho jeje pero yo también me he desahogado que tanta falta nos hace! A ver si poco a poco las cosas vuelven a la normalidad.

    Gracias y felicidades por tu blog que me gusta mucho!
    Saludos y fuerza!!!

    • Reply admirando mayo 2, 2016 at 1:45 pm

      Me ha encantado el “yo soleta” como si fuera obvio! Jajaja tu cara debió ser un poema. Eso también nos pasa, que ahora casi baja de la cama y por eso nos planteamos cara la semana el cambio. Hacemos lo mismo con el tema cama de los papis, cuando está malito y en momentos contados. Quizá he abusado un poco más con el embarazo, pero es que voy taaaaan cansada! Jajaja ya os iré contando si reconducimos la situación o si nos hundimos! Jaja muchas gracias guapa por compartir! Desahogarse va genial!!! Así te sientes acompañadas en estos momentos de crisis! Muchos besitos!

  • Reply vanessa mayo 2, 2016 at 2:25 pm

    Imagínate el susto, al principio estábamos tan dormidos que no entendíamos nada y pensamos que habían entrado en casa y la habían bajado de la cuna jajaja pero nos pareció raro y cuando ella nos dijo “soleta” no lo vimos claro y la metimos en la cuna otra vez para que nos enseñara cómo y sí sí, levantó la pierna y… le dijimos OK OK ya está cariño, no hace falta más jajaja
    Estos niñ@s…
    Besos!

    • Reply admirando mayo 2, 2016 at 2:36 pm

      Jajajajajaja para darles un mordisquito!

    Leave a Reply