Embarazo

4 VERDADES SOBRE EL EMBARAZO

mayo 12, 2015

SORPRESAS NO MUY AGRADABLES

A las 4 semanas aproximádamente empecé a tener pérdidas, tantas que nos asustamos y fuimos de urgencia a la gine. Aparentemente todo iba bien, pero por si acaso, me mandaron reposo absoluto mientras duraran las pérdidas. Y las pérdidas duraron 3 meses.

Julio

Me lo pasé en el sofá. Mimada y consentida por todos, me aburría pero no se estaba mal.

Agosto

Me lo pasé en el sofá. Hasta el moño de todos, viendo como entraban y salían mientras yo ya me conocía a todos los personajes de la prensa rosa, roja y negra!

Septiembre

Como físicamente no podía moverme, mentalmente había recorrido todas las paredes de mi casa, cambiado los muebles de sitio. Visitado todas las webs, blogs de embarazo. Vistos todos los capítulos de “Bebé a bordo””, “Llega la comdarona”, “Los gemelos decoran tu casa”.  Era experta en lactancia, en partos en casa. Experta en todo lo que puede pasarte y es normal que te pase, y todo lo que puede pasarte y no es tan normal que te pase. En este punto me centraré de aquí a unas linias.

Reposo embarazoLas pintas son tremendas, lo se. Si mi abuela estuviera aquí conmigo, me diriía que así no se sale en las fotos, que una señorita ha de ir siempre arreglada. Y después añadiría “Mi madre siempre me decía que cuando fuera al médico tenía que ir con bragas limpias” (en estos momentos me estoy riendo sola por las barbaridades estoy compartiendo con vosotros, pero segura estoy que no es la primera vez que lo oís). Estas abuelitas entrañables que sin quererlo te hacen reir siempre con sus ocurrencias antiguas. 😛

¿Y a vosotras, que os decían vuestras abuelitas?

Finales de septiembre

Nos mudamos de piso, pues en el que estábamos era mi pisito de soltera. Muy cuco y monísimo pero demasiado pequeñito para la llegada de un bebé y sus trastos. Por fin, ya podía empezara a tener vida normal. A partir de aquí, empecé a descubrir algunas verdades y mentiras sobre el parto. Aquí van las verdades.

VERDAD 1

Hacia las 16 semanas, llevaba un par de semanas que manchaba poco y le pregunté a la ginécologa si esto le pasaba a muchas mujeres o era algo más bien extraño.

Me dijo que les pasaba a muchas mujeres, que no era nada extraño y que no siempre era un indicador de aborto espontaneo. Que muchas veces, se debía a la sensibilidad de las paredes del útero y todos los cambios que estaba recibiendo, que otras era debido al enganche del bebé, pero como no era ciencia exacta y por el momento imposible de descubrir, pues que normalmente ella aconsejaba reposo.

No le dije nada, pero para mis adentros pensé “Ya me lo podrías haber dicho así hace 3 meses y emocionalmente no hubiera sido tan estresante”. Si me volviera a pasar, haría reposo igualmente pero ni tan estricto, ni tan ansioso a nivel emocional. Había días que perdía tanto que Cuore y yo nos abrazábamos y decíamos “Va, no pasa nada, lo intentaremos de nuevo”. Pero solo eran sustos y Leoncito estaba muy bien enganchadito.

VERDAD 2

Sí puedes comer jamón jabubo, del bueno. Pasan por un proceso de curación muy largo, con lo que cualquier bichito que pudiera haber queda K.O!! Me cachis en la mar, el atracón que me di el día que nació Leoncito porque me había pasado 38 semanas sin comer mi preciado jamón! Mi abuelito me acostumbró muy mal, me quitaba el chupete para ponerme tacos de jamón. Así que imaginaros mi mono. Pero recordad, ha de ser del bueno.

VERDAD 3

¡Sí puedes comer Sushi!. ¡A tope! Os explico. Hablo para España, no se como funciona en otros paises.

Hoy en día, obligan a los restaurantes Españoles, a aquellos donde se sirve pescado crudo, a congelarlo previamente. A muchos Restaurantes Japones ya les llega ultracongelado de alta mar. No obstante, por si algún fresquito queda suelto, yo siempre preguntaba antes de comer cualquier pescado crudo. Durante mi embarazo, los antojos de sushi, makis y semejantes, eran constantes. Tanto es así, que cuando volvimos de nuestra última visita ginécologica, donde sabíamos que la mañana siguiente Leoncito ya estaría con nosotros, nos fuimos a hacer nuestra última cena al Japonés, de al lado de casa, que nos encanta.

VERDAD 4

¡Los partos sin dolor EXISTEN!!!!

Quizá soy ese 1% o fue el Karma que compensó el fatídico inicio de embarazo con el maravilloso final. Pero confieso que lo único que me molestó fue la epidural. En otro post os contaré la historia de mi parto, que además fué muy divertida.

Y aquí os dejo con una foto preciosa que me hizo mi hermana L, la cual es una maravillosa fotógrafa, entre otras cualidades que posee.

0-3 meses embarazoGracias por compartid, por leerme y acompañarme en esta aventura, poquito a poco somos más! 😉

Besos y babitas

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.