Lactancia y Alimentación

DESTETE: NO OFRECER, NO RECHAZAR

abril 20, 2015

NO OFRECER, NO RECHAZAR

En el caso de un destete a decisión personal de la mamá, esta debería ser la premisa para empezar con el proceso. No ofrecer más teta pero tampoco rechazar si el niño demanda. Al menos durante el día.

El destete puede resultar un proceso fácil de unos días o algo más largo que puede durar meses. El ritmo lo iréis marcando vosotras y el bebé.

Si son niños que ya entienden bien y pueden comunicarse mediante palabra, entonces es mejor explicarles y anticiparles que poco a poco habrá menos teta porque… mami está muy cansada, a mami le hace daño la teta o lo que cada una crea conveniente, pero siempre dejando claro que habrán muchos mimos, besos y abrazos.

DESTETE NOCTURNO

Una buena forma sería empezar retirando las tomas de la noche. Aquí el papi tendrá que implicarse en el proceso pues tendrá que ser el, mientras dure el proceso del destete el que acuda a consolar al bebé o niño.

LISTA DEL DESTETE, ANTICIPACIÓN, DISTRACCIÓN Y APLAZAMIENTO.

Antes de iniciar el destete, tomaros unos días para analizar en que momentos necesita el niño amamantar normalmente. Que situaciones le alteran y reclama pecho como consuelo o cuando lo pide por verdadera hambre, e intentar adelantaros a estos acontecimientos. Anticiparnos a sus tomas y sustituirlas por otros alimentos. Adelantaros distrayéndolo con otras cosas a situaciones donde preveéis que va a necesitar el pecho por cercanía o consuelo. Aplazar el momento de la toma, (siempre y cuando la demanda no sea por hambre y el niño sea lo suficiente maduro como para aceptar este aplazamiento) atrasándola mientras le ofrecemos otro objeto o alguna actividad interesante.

IMG_6347

IMG_6349

El destete siempre es un momento único y diferente para cada mamá y bebé, de la misma manera que lo es la lactancia en sí. Así que habrá quien conseguirá un destete pacífico, gradual y habrá quien lo viva de una forma más traumática, porque su bebé o niño tenga más necesidad.

Otro día os explicaré mi desafortunada lactancia. Ahora, solo dejaros con una frase al respecto, que me ayudó con mi destete de sacaleches 😛  que también sirve para el destete natural.

“A veces, lo mejor, puede convertirse en tu peor enemigo”.

Así pues, si empezáis el proceso, y a medio camino os dáis cuenta, que ni vosotras ni ellos, estáis preparados para el destete porqué está resultando demasiado traumático, pues anuláis misión y ya lo intentaréis más adelante. 😛

Besos y babitas

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply