Educación y desarrollo infantil

¡SOCORRO! ¡UNA RABIETA!

abril 16, 2015

¿Y TU QUE CREES?

Hay muchas opiniones y profesionales que opinan al respecto. Unos que se decantan por ignorarlas por completo y otros por tratarlas con disciplina.

Yo me sitúo más en las teorías unificadoras, las encuentro más equilibradas. Con esto, me refiero a que aprovecho de cada teoría lo que bajo mi punto de vista es mejor, e intento buscar un equilibrio.

Además, hay que tener en cuenta, que cada niño es diferente, y por lo tanto, las respuestas a una determinada intervención o no-intervención, también serán diferentes.

Leoncito ha tenido sus primeras rabietas, de un nivel muy bajo, pero ya es un inicio.

Rabieta

Como no paraba de mover la cabeza de lado a lado fue un poco difícil hacer la foto 😛

¿PORQUÉ EL “NO”, PORQUÉ LLEVAN LA CONTRARIA, PORQUE SE ENRABIAN CUANDO NO SE SALEN CON LA SUYA?

Los niños muestran su indepencia de los padres, la diferenciación de ello con el NO. ¿Como puedo ser distinto a ellos, como puedo hacer cosas distintas a ellos? Pues negando al otro. Muchas veces, bromeamos que nos están poniendo a prueba, pero nada más lejos de la realidad. Este proceso de individualización no tiene que ver con nosotros, sinó con ellos.

Ejemplo: Si mamá me dice que he de comer patata porque está buena, porqué he de hacerlo si yo no soy ella, yo quiero ser yo, así que NO, NO ME COMO LA PATATA. Ves, mamá yo puedo hacer cosas diferentes a ti, porque yo tengo mi propia personalidad.

Es muy importante que en estos casos cedamos un poco pues es muy beneficioso para ellos sentir que lo que el quiere tiene valor para los papis, que puede opinar y decidir. Démos entonces una alternativa. Evidentemente hablamos siempre de situaciones donde el niño no pueda dañarse a el, a otros o situaciones en las que hay que tener en cuenta unas normas de conducta sociales. Siempre respetando. Os pongo un ejemplo.

Ejemplo 1: No vamos a dejar que toque una olla hirviendo por más rabietas que tenga y cabezón se ponga, igual que no dejaremos que juegue con un cuchillo o que pegue a otros niños. (Límites de los que hablé en el post “Las mamis también se equivocan”). Esta parte está muy clara.

Ejemplo 2: Los besos. Recordais cuando de pequeños vuestra madre os obligaba a dar besos, incluso al tío ese de bigote y barba que olía raro. ¿Y porqué? Para saludar o dar la bienvenida hay muchas formas de hacerlo.

A Leoncito le encanta tirar besos y saludar a todo el mundo, pero oye, desde la distancia. Los achuchones y los besos piel con piel con los cercanos. ¡Chico listo! ¿Pues porqué hemos de forzar al bebé a que tenga que ir dando besos en las mejillas de las personas que a lo mejor ha visto 3 veces desde que nació? Dejemos que escoja como quiere saludar.

Nadie está diciendo que el niño haga lo que le da la gana, sinó que busquemos un equilibrio y que también pueda elegir, démosle otras posibilidades. Que el aprenda a escoger. Que gane seguridad sabiendo que dentro de unos límites claros, su opinión cuenta.

¿QUE QUIERE DECIRNOS?

Se que asusta, porque es el primer paso real, importante en el que se separan de nosotras. Intentan comunicarnos algo muy imprtante.

“Mami, me hago mayor, crezco y evoluciono, puedo desear y hacer cosas diferentes, cosas que tu no quieres, porque yo soy yo, protégeme, pero no me frenes, deja que te diga que NO, deja que me equivoque, deja que crezca autónomo”.

“¡Eso sí, abrázame bien fuerte cuando vuelva a la calma, pues a mi también me cuesta entender estas emociones!”

Besos y babitas

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply