Viajar con niños

VIAJAR CON NIÑOS “TRANQUILAMENTE”

marzo 28, 2015

Trotamundos

Ahora que llega el buen tiempo, con la Semana Santa al caer y la cercanía del veranito, ya estamos empezando a planear las visitas al pueblo, los viajes o lo que tengamos en mente y si os organizáis bien, será una experiencia que sin duda querréis repetir. ¡No seáis cobardicas 😛 y salid!

Si nunca habéis viajado con niños y estáis pensando en hacerlo, voy explicaros como lo hicimos nosotros. ¡Espero que os ayude!

avión o tren

Hay que intentar comprar los billetes de transporte, ya sea avión o tren, teniendo en cuenta las horas en las que vuestro bebé o no tan bebé come y duerme. Y en la reserva del hotel o casa, informarnos si tienen cunas. Y SIEMPRE, reservad con seguro de cancelación porque con bebés se te puede fastidiar el viaje con un simple resfriado.

Lo ideal es que cuando llegue al avión caiga frito, así que vale mucho, mucho la pena modificar previamente sus tomas o comidas en la medida de lo posible para que coincida la siestecita en pleno vuelo.

Yo hice coincidir su toma de la comida para el despegue del avión y de esta manera resolví tres situaciones que pueden convertirse en una tortura en el despegue, descompresión de oidos, comida y siesta. Al despegar, la única manera para que los bebés descompriman sus oidos es bebiendo, si mientras el avión coge altura, le estáis dando una toma no le dolerán los oidos y esto es clave. Sino insistid con el agua.

En el caso de no conseguir que se duerma, hay que llevar siempre el “Saco mágico” que no es otra cosa, que una bolsa con diferentes juguetes, algunos que ya conoce y otros de nuevos para que se sorprenda. Encajes, libros, imanes, libreta, colores, etc. Cada niño tendrá sus preferencias.

Antes de subir al avión sería fantastico que el niño caminara o gateara (sí, ya se que es un poco guarrindonguis que gatee por el aeropuerto, pero lo necesitan y más si no van a poder moverse en un buen rato) y esto lo enlazo con el tipo de ropa que deberían llevar.

IMG_3533

GALAS DE VUELO

Súper cómoda, un chandal por ejemplo, y en distintas piezas para poder ir quitando o poniendo en función de los cambios de temperatura, que serán muchos! Y si ya se ha acabado la época de calcetines, coged unos para enfrentar los aires acondicionados, que les dejan los pies congeladitos.

¿Y QUE PONEMOS EN LA MALETA?

¡Tachán! Y aquí llega la parte de los “por si acaso, meto 120 braguitas, por si acaso 321 camisetas y 203 pantalones, ah y 32 vestiditos por si vamos a un sitio bonito a cenar y he de llevarme el pantalón que le regaló mi suegra y… ¿A que sí? 😛

Leoncito dentro de maleta

Pues que cada una se lleve lo que quiera 😛  pero os diré que me llevo cuando viajo y me funciona clavado!

Si se trata de una semana aproximadamente, una muda de partes de arriba para cada día +2 (por si…), tres mudas de parte de abajo (si están en época de gateo, mejor una para cada día), 2 bañadores, 2 chaquetas y dos zapatitos.

Pañales 3 por día, más 5 (por si…) y las tomas las preparaba en los potes del mercadona, 1 con los cereales y otro con la leche, todas las tomas más 2 (por si…). Babero de plástico (ideal porque limpias y ya está, el mio es de HyM), dos cucharas y dos bibis. Epiretal y crema solar que llevo en su bolsa de mano.

Otra cosa que es maravillosa es la trona mochila, que a parte de tener incorporado un compartimento donde guardar la comida del bebé, al ser mochilas, son muy cómodas de llevar y lo agradeceréis muchísimo cuando vayáis a restaurantes, a tomar algo…

IMG_4773

Informaros que os podéis llevar a mano del bebé (para comida infantil no ponen ningún problema) y si por el billete del bebé podéis facturar dos bultos gratis, muchas compañías lo hacen.

Si es viaje en coche, añadir que lo ideal es parar cada dos horas. Para comer y puedan moverse un poco. Pero los consejos de organización son los mismos.

¡Y se acabó! ¡A disfrutar!

Feliz Semana Santa

Besos y Babitas

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply